Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Famsa modifica su estrategia en 2011

La empresa reestructuró su operación e infraestructura durante 2010 para asegurar su crecimiento; ahora, la firma busca darle mayor impulso a Banco Famsa y así captar clientes de clase media.
vie 10 junio 2011 06:00 AM
Grupo Famsa decidió cerrar tiendas improductivas en Estados Unidos y México para poder impulsar otros negocios como Banco Famsa. (Foto: Ernesto Ramírez)
famsa (Foto: Ernesto Ramírez)

Grupo Famsa está impulsando su unidad de negocio Banco Ahorro Famsa como parte de una estrategia que comenzó en 2010 con el cierre selectivo de tiendas para mejorar los números de la empresa.

En 2010, Humberto Garza Valdéz, director general del grupo, tomó dos medidas para darle la vuelta al débil desempeño que presentó la compañía desde el inicio de la crisis: cerró sucursales improductivas en México y Estados Unidos y emitió 1,000 millones de pesos (mdp) en deuda de largo plazo para financiar su operación.

De enero a diciembre de 2010, Famsa llevó a cabo el cierre ‘selectivo' de 13 tiendas chicas, lo cual contribuyó con más de 165 mdp en ahorros, según la información financiera del grupo.

"Si bien cerrar establecimientos puede ser considerado como perder la oportunidad de estar en una plaza determinada, es una buena decisión cuando el costo de operarla es mayor a los beneficios que agrega", explica Guzmán.

Con estas medidas el grupo logró un aumento de 53.6% en su utilidad neta al cierre del primer trimestre de 2011 en términos anuales. Las ganancias del periodo fueron de 77 mdp .

Con ello, la compañía envió un mensaje "contundente" a la competencia, coinciden Félix Boni, director de Análisis de la calificadora HR Ratings y Francisco Guzmán, director de Deuda Corporativa de la misma agencia. La dirección de la empresa demostró que "sabe tomar medidas a tiempo", dicen.

Publicidad

Ahora, el grupo que dirige Humberto Garza tiene una nueva oportunidad de potenciar su negocio: Banco Ahorro Famsa y se encuentra en un proceso de reingeniería para ello.

"Es una estrategia que se habían planteado desde el inicio, trasladar los clientes de la tienda hacia el banco. Y hoy ya están a punto de lograrlo. Faltan unos cuantos de los 1.5 millones de usuarios para cambiarse", según David Olivares, director de instituciones financieras de Moody's.

El analista opina que el banco, "al tener presencia en todo el país y una oferta variada de productos crediticios al consumo, tiene oportunidades de crecer". El reto es aprovechar los clientes de ingresos medios.

Publicidad
Publicidad