Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

  • vacacionar artico.jpg
  • comidas estadios NFL.jpg
  • bmw-x5-portada.jpg
  • hoteles antes de morir.jpg
  • errorafeitar01.jpg
  • canciones-hombres.jpg
  • portada.jpg

&#34México está a la altura de Japón&

Sin dar cifras, la división de Tarjetas y Viajes Corporativos dice que el país ya es uno de los ci

¿Surgieron nuevos segmentos a partir de la crisis en la industria de viajes?
Desde 2002 estamos adaptando el servicio para atender no sólo a grandes compañías sino también a medianas empresas de México y el mundo, e incluso a pequeños negocios que buscan reducir gastos.

-

Me refiero a nuevos nichos a partir del miedo a volar: septiembre 11, Irak.
Las empresas hoy hacen recortes, pero los viajes de negocios siguen siendo esenciales. Ahora es el momento de invertir para ser mejores cuando el aumento de viajes vuelva, quizás en dos años.

-

¿Cuál es su porción de mercado?
En México nuestras tarjetas corporativas tienen 80% de Las 500 empresas de Expansión y más de 90% de las multinacionales.

Publicidad

-

En virtud del potencial, ¿qué expectativas tiene?
Vamos a duplicar ventas y clientes en tres años en México y en Latinoamérica. Ya empezamos: el año pasado había cinco vendedores y ahora hay 30 en el país.

-

¿Cuál es una de las alternativas novedosas para eso?
En 2004 lanzaremos Rescue CX, un software diseñado para rastrear las tarifas más bajas y, al mismo tiempo, cuando el vuelo ya no tiene capacidad, está pendiente de la lista de espera para poner tu nombre.

-

¿Qué peso tiene México en el negocio regional?
La primera oficina de la zona se abrió aquí. El año pasado fue uno de los cinco mercados más rentables del Grupo Amex [viajes corporativos, productos de inversión, bancos, tarjetas corporativas, tarjeta de consumidor, Red]. El país está a la altura de Inglaterra, Japón, Canadá, Francia y Alemania.

Publicidad

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad