Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

&#34No somos tan serios&#34

Cómo quieren ser tratados estos empresarios.

Por estas fechas visita México el primer ministro de Japón, Junichiro -Koizumi, para firmar el acuerdo de libre comercio. Tras bambalinas, su embajador -aquí se regocija porque sus paisanos van a comer filetes de carne de cerdo -mexicano a buen precio. Durante su participación en el Primer Foro Empresarial -de Comercio Exterior del Bajío, Mutsuyoshi Nishimura habló sobre las -oportunidades que se abrirán al empresariado mexicano en Japón. Enfatizó la -sofisticación del mercado nipón y su gran poder adquisitivo.

- Roberto Espinoza Sánchez –director general de Pigmentos Vegetales del -Centro– que exporta a Japón, advirtió que vender a los nipones implica no -sólo garantizar calidad. Es menester entender una cultura diferente a la -nuestra. Por ejemplo, la mayoría de los japoneses no hablan inglés. Los -modales y la puntualidad son importantes; “No escribir sobre sus tarjetas de -presentación” porque es mal visto.

- En una de sus presentaciones, Nishimura desmitificó la imagen que se tiene -en el mundo de los japoneses. “No somos tan serios.” Enfatizó la simpatía -de sus compatriotas hacia los mexicanos. “No cambien. Nos gusta su alegría y -afecto.” Aunque acepta que los japoneses son callados e introvertidos, -aconsejó a los empresarios mexicanos ser ellos mismos y sentirse en casa en -Japón. El acuerdo irá a los Congresos de ambos países para afinarlo. Se -calcula que entrará en vigor en el segundo trimestre de 2005.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad