Publicidad
Publicidad

Ahora, ¿quién se acuerda de Mao?

El despilfarro marca la tendencia en los jóvenes adinerados en China.

Los nuevos ricos chinos han adoptado la frase carpe diem (aprovecha el -día) como lema. Las familias con altos ingresos ($6,145 dólares al año, dado -el bajo costo de la vida) representan 27% de los hogares, de éstos, 70% se -ubican en grandes ciudades (Pekín, Shanghai y Cantón) y despilfarran cada vez -más en lujos: ropa y licores encabezan la lista.

- “Hay un aumento del individualismo en el mercado. Las familias y jóvenes -ricos quieren ser ‘diferentes’ y su lema es: ‘No me importa ahorrar, sino -vivir a mi manera’, en lugar del ‘trabaja duro y te harás rico’”, -señala Fang Xiaoguang, vicepresidente de Gallup China.

- Todo ocurre en un país en el que murieron 30 millones de personas en la era -de Mao Tse Tung y donde aún se saluda con un “¿ya comiste?”, un trauma que -convirtió a los chinos en los más ahorrativos del orbe.

- El ahorro interno representó 39% del PIB en 2003 y los depósitos de ahorros -alcanzaron $1,440 mdd en 2004. Sin embargo, China se convirtió en 2003 en el -principal comprador de la serie 7 de lujo de BMW, con más de 8,265 unidades, a -un precio de $290,000 dólares cada una.

- Paolo Zegna, ceo de Ermenegildo Zegna Group, señaló que las ventas en sus -54 establecimientos en China crecieron 35% en 2004. “Esperamos alcanzar 50% en -2005”, aventuró. El turista chino en el extranjero gasta hoy más que el -japonés: $987 dólares promedio, en ropa de marca, cosméticos y otros. Según -el Buró Nacional de Estadística chino, las ventas en joyería alcanzaron los -$1,964 mdd en 2003, 11.7% más que en 2002; la ropa llegó a $10,240 millones -(14.5% arriba) y la venta de autos se disparó a $17,897 millones (68%).

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad