Publicidad
Publicidad

Buena onda

-

¿The Greatful Dead en la portada de Expansión? No, la cubierta de la edición número 94 de la revista (23 de agosto de 1972) presenta una fotografía de Carlos Anderson y sus socios. Hace 32 años, en un entorno social y empresarial esencialmente conservador, la publicación destacaba el caso de un excéntrico y exitoso emprendedor que, con el paso del tiempo, fundaría el actual Grupo Anderson’s (casa matriz de famosos establecimientos como Carlos’n Charlie’s, Señor Frog’s, Shrimp Bucket, Harry’s Grill, entre otros).

- En 1972, el empresario proponía un concepto de restaurante que privilegiaba la informalidad y calidez del ambiente –“El cliente es un amigo, no una persona a quien se le saca dinero”, afirmaba–. Y los comensales apreciaban la fórmula, aunque los alimentos no siempre resultaran cordiales para el paladar: “Acepto que este establecimiento no es un lugar para gourmets. Pero lo bien que tratan a la clientela compensa todo lo demás. Hacen que todo el mundo se sienta importante”, decía un hombre de negocios capitalino seguidor del Carlos Anderson’s Bar y Grill.

- La limitada destreza culinaria de ese momento pasaba a un segundo plano gracias al excelente servicio de bar. Y en ese campo la organización ya se distinguía por su vocación creativa. Entre otras contribuciones a la historia del drink, se puede destacar el Pemex Sol (combinación de Kahlúa, coñac, café exprés y crema batida).

- La visión no convencional del  emprendedor hoy ya es considerada un éxito y un ejemplo a seguir: la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados distingue a los negocios revolucionarios con el Premio Carlos Anderson a la Innovación Restaurantera.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad