Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Desordenes inevitables

-
mar 20 septiembre 2011 02:54 PM

Las coordenadas del debate sobre el cambio climático se están modificando en una forma drástica. En este momento, la polémica está entre dos bandos: por un lado, los que creen que hay que reducir emisiones y cambiar la estructura de la economía para mitigar sus efectos negativos y, por otro, quienes piensan que se debe dejar intactos tanto la estructura económica como los actuales patrones de consumo. Hoy algunos gurús están manejando la tesis de la adaptación, que implica destinar todos los recursos y esfuerzos no para evitar el cambio climático, sino para enfrentar sus consecuencias inevitables.

- “La industria energética es tan grande que, en términos prácticos, meter energía solar y de viento no tendría ningún impacto, además es improbable que el mundo se ponga de acuerdo sobre estrategias de mitigación”, asegura Kenneth Hersh, director ejecutivo de NGP Capital Management, fondo de inversión que maneja 9,500 millones de dólares en el sector energético y presidente del Global Adaptation Institute, fundado en vísperas del COP-16 con el apoyo de José María Aznar, ex presidente de España.

- Por eso, para él, “es mucho más fácil crear un consenso alrededor del concepto ‘adaptación’”.

- Para los fundadores de este thinktank, el enfoque de la mitigación implica un gran esfuerzo para cambiar los hábitos de la gente, cuyos recursos podrían emplearse mejor en crear la infraestructura para protegerse en contra de los embates del cambio climático. Esta visión opuesta a la tradicional alimenta ya un nuevo debate ideológico.

Publicidad
Publicidad