Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

El arte del balón

Más de 500 pelotas <i>Celeste</i> ruedan a la semana en canchas mexicanas.

Fue en la década de los 90 cuando José Meza inició la aventura de fabricar balones profesionales de futbol en su pequeño taller familiar. Hasta ese entonces en México nadie los hacía.

- -

Al poco tiempo logró que sus productos pasaran las pruebas de los laboratorios suizos contratados por la FIFA para certificar la calidad. "Es todo un arte", se jacta el empresario, quien gracias a experiencia y habilidad pudo conformar la firma Balones Don Pepe.

- -

Celeste, nombre actual de la compañía, fabrica semanalmente entre 500 y 1,000 esféricos. Maquila para Spalding, Umbro y Wilson; en otros tiempos lo hizo también para Adidas, Voit, Kappa, Lotto y Garcís. Además le trabaja a Coca-Cola, Bimbo, Cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma y Telcel, que los usan como artículos promocionales.

Publicidad

- -

"Es un oficio que no admite errores, pues todas las piezas deben quedar al centavo", dice Meza, quien encomienda una parte de su producción a reos de cárceles del país. "El recluso más experimentado llega a coser cuatro balones por día", interviene Jesús, su hijo.

- -Pese a haberle apostado al mercado profesional, el productor reconoce que "el sector amateur es hoy el que nos da de comer". El costo de este tipo de artículos en el mercado va desde $20 pesos hasta $150. El oficial del Mundial llega a $900 pesos.

-

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad