Publicidad
Publicidad

El oro tiene forma de balón

-

Hace 32 años, 1970. En territorio mexicano se celebraba la novena edición de la Copa Mundial de Futbol. En el ámbito deportivo, el torneo (donde participaron 16 selecciones nacionales y se disputaron 32 partidos) se distinguió por la excelencia de la escuadra que resultó campeona: el equipo brasileño encabezado por el mítico Pelé. Para el país, desde el punto de vista comercial, la competencia representó una derrama económica de $50 millones de pesos ($4 millones de dólares de los de entonces, o $18 millones de ahora); $2,000 millones de pesos en derechos de transmisión para televisión (800 millones de espectadores) y una afluencia de 120,000 visitantes.

- -

Frente a los números de la próxima Copa Mundial Corea-Japón 2002, los resultados de México 70 parecen de un torneo infantil. Los orientales invirtieron $4,500 millones de dólares en la competencia y esperan un impacto económico de $25,000 millones. Ahora, los derechos de televisión (sin incluir Asia) implicarán un monto de $900 millones de dólares y la audiencia se estima en 4,200 millones de personas. Además, las 32 escuadras participantes (que jugarán 64 partidos) serán vitoreadas por 350,000 fanáticos. El balón es una mina de oro.

Publicidad

-

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad