Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Internet flota en Nueva York

Es común ir por la calle y entrar en la red de algún vecino.

En Nueva York, internet flota en el aire y, para preocupación de muchas empresas, es muy fácil conseguirlo gratis. La tecnología inalámbrica Wi-Fi, que desde hace dos años viene instalada en todas las computadoras portátiles, ha provocado una revolución en la manera en la que los neoyorquinos se conectan a internet.

- Pensado inicialmente para que ejecutivos y otros internetadictos puedan conectar sus - laptops en aeropuertos, hoteles y centros de conferencias (y cobrarles buen dinero por ello), el Wi-Fi se ha revelado como una sorprendente fuente de internet gratis.

- Hay dos maneras de hacerlo: una es ir a los parques públicos, bibliotecas y restaurantes que oficialmente ofrecen una conexión gratuita –la mayoría de los parques de Nueva York ya están incluidos; lo que todavía no hay son enchufes, por lo que la experiencia dura lo mismo que la batería de la -notebook, dos horas como máximo–. Sitios como wififreespot.com ofrecen una lista de hasta 60 lugares en Manhattan donde uno puede llevar su computadora y surfear gratis por la Red.

- Otra forma de conectarse gratis es la que tiene Verizon y AT&T y que consiste en, simplemente, recorrer la ciudad, - laptop en mano, esperando que aparezca el mensaje “conexión a internet detectada”. Las redes hogareñas de Wi-Fi (que cuestan $50 dólares y que la gente compra cuando tiene dos o más computadoras en su casa) irradian internet hasta una distancia de 30 metros. Así, es muy fácil ir por la calle y entrar en la red de algún vecino, si no tiene contraseña y la mayoría de los “vecinos” ha preferido no pedirla, casi como una cuestión ideológica.

- Esta situación ha tomado por sorpresa a las empresas que estaban usando los hotspots para ganar dinero, como la cadena Starbucks y los principales hoteles de lujo. Ahora, el movimiento empieza a darse al revés. De los 21,000 puntos de conexión que actualmente hay en Estados Unidos (45,000 en todo el mundo), casi una quinta parte son de acceso gratuito, y el número va en aumento. Para muchos dueños de cafés o restaurantes, ofrecer internet gratis a sus clientes empieza a resultar una buena ecuación: la instalación cuesta menos de $100 dólares (más la computadora y el acceso a la Red) y es una gran herramienta de marketing que mantiene los locales llenos y “crea comunidad” con el barrio.

- Mientras tanto, las compañías tradicionales deben observar como el ingreso actual promedio de $30 dólares mensuales por cliente se va a derrumbar hasta los $3 dólares dentro de cinco años, según un estudio de Pyramid Research.

Publicidad

- ¿Significa esto que antes del final de la década viviremos en un mundo ideal con internet gratis para todos? No, dicen los analistas.

- Dentro de dos años, Wi-Fi será reemplazada por WiMax, considerada como la más poderosa y cuyos dueños serán empresas de telefonía celular y que permitirá conectar las - laptops a internet desde cualquier lugar con cobertura (incluso en medio del campo).

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad