Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Menos divisas, más uniones monetarias

Si el sistema monetario europeo tiene éxito, será muy clara la tendencia. ¿Llegó ya el tiempo de
mar 20 septiembre 2011 02:54 PM

Pues sí. Luego de la caída del real brasileño, Argentina ya se plantea - seriamente la idea de abandonar su moneda nacional y adoptar, de una vez por - todas, el dólar. No es para menos: el presidente Carlos Saúl Menem pretende - sacrificar un símbolo nacionalista por mantenerse alejado de los fantasmas de - la hiperinflación y de la devaluación, que durante tantos años mantuvieron - en la lona la confianza de los inversionistas en ese país.

- ¿Suena familiar? Sin duda. Pero lo que diferencia a México de Argentina, - en este instante, es que de este lado del ecuador cualquier argumento a favor - de la dolarización plena se vuelve un asunto políticamente incorrecto. En - corto, las autoridades financieras mexicanas reconocen que una opción eficaz - para desterrar las recurrentes devaluaciones es adoptar el billete verde como - moneda de uso común, pero en los foros públicos evaden el tema.

- Más valdría comenzar a tomar el tema muy en serio. Si bien no es una - panacea, la tendencia internacional comienza a apuntar en esa dirección. Desde - hace un mes, 11 países europeos comenzaron a reemplazar sus monedas nacionales - –entre ellas el marco alemán y el franco francés– para crear una unión - monetaria. De ser exitoso este sistema, y pocos se atreven a dudarlo, en un - futuro cercano veremos más uniones monetarias en el mundo, y menos divisas.

- Suena lógico. La globalización es un fenómeno real y palpable que provoca - no sólo una mucho mayor competencia entre empresas de cualquier región, sino - que obliga a compartir –por los estrechos vínculos comerciales– las - fortalezas y debilidades de los diversos modelos que gobiernan a las economías - del mundo. Hoy ya no es posible bajarse del mundo, so riesgo de un aislamiento - suicida.

- Y, por favor, ni México ni Tailandia ni Corea ni Rusia ni Brasil son - víctimas de la globalización (como algunos pretenden argumentar), sino de sus - propias ineficiencias, que en algunos casos parecen crónicas. ¿Acaso no dice - algo que todos esos países tengan como rasgo común elevados índices de - corrupción? ¿Acaso no todos se han enfrentado con déficit comerciales - inmanejables? ¿Acaso no todos cuentan con monedas débiles?

- En el caso mexicano, el planteamiento de la opción dólar, con vistas a una - futura unión monetaria, no es más que un paso coherente, dado que las - relaciones comerciales y de inversión ya están totalmente integradas a - Estados Unidos. ¿De qué hay miedo? ¿Quién ha demostrado mayor - responsabilidad y eficiencia en el manejo de la política monetaria, la Reserva - Federal o el Banco de México?

Publicidad

- Reiteramos: adoptar el dólar como moneda de uso común no es una solución - fácil, ni resolverá de un plumazo los enormes problemas estructurales del - país. Pero al menos amerita una discusión abierta, basada en las ventajas e - inconvenientes reales que traería consigo un sistema monetario distinto. Que - los dogmas se vayan a la tumba.

- Los editores

Publicidad
Publicidad