Publicidad
Publicidad

Más allá de los yuppies

Carlos Slim sostiene que el mejor negocio &#34es el combate a la pobreza&#34.

Al magnate no sólo lo ampara su fortuna, sino un largo camino como emprendedor.  Su doctrina económica: el valor del trabajo, el ahorro, la inversión y el comercio como eslabones sociales y sustento de la riqueza de las naciones. Comprar en momentos de crisis es resultado de su instinto inteligente. El mercado interno no es viraje improvisado ante un mundo global adverso: es la única ruta sólida para estrategias de internacionalización durables y para prepararse ante los ciclos recesivos de la economía. Sus empresas son el antes, el durante y el después de los experimentos de la economía y la política pública de las últimas décadas.  Hoy está en la punta. Teléfonos, computadoras y servicios útiles; productos de demanda constante y creciente, que crean empleo y tienen futuro. Más allá de la utilidad y la rentabilidad, apuesta por el arte, el talento y la inteligencia. Se atreve a decir que el mejor negocio “es el combate a la pobreza”. Para conocer más de su vida, le recomendamos el libro de José Martínez.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad