Publicidad
Publicidad

Más fácil... imposible

Oficina móvil sin complicaciones ni tecnicismos.

Los ejecutivos que viajan constantemente para realizar presentaciones saben que uno de sus principales problemas es llevar consigo un videoproyector ligero y fácil de operar.

-

He aquí un par de opciones de Panasonic, que pesan poco más de 2.2 kilogramos y cuyo tamaño es ligeramente superior al de una hoja tamaño carta: el LC76, con resolución XGA, y el LC56, que es SVGA.

-

Únicamente traen tres botones (encendido, selección de entrada y ajuste o set up). Basta con conectarlo a la corriente eléctrica, a la computadora y prenderlo.

Publicidad

-

El videoproyector se ajusta de manera automática y detecta el ángulo de inclinación de la superficie sobre la que se colocó. Así, corrige la distorsión de la imagen proyectada en la pantalla.

-

Incluye una contraseña para bloquear la imagen en pantalla y una más para las funciones en el panel de control.

-

LC76 y LC56

Publicidad

-

    -
  • Resolución: XGA o SVGA.
  • -

  • Tamaño: 29.7 x 21 x 6.5 centímetros.
  • -

  • Compatibilidad: se puede utilizar con computadora, videocasetera, reproductor de DVD y hasta videojuegos.
  • -

  • Lentes: para distancia corta o con cables de poca longitud.
  • -

  • Entradas: dos RGB.
  • -

  • Menú: funciones en español y seis idiomas adicionales.
  • -

  • Control remoto: tipo tarjeta (el mouse y el apuntador láser son opcionales).
  • -

  • Precio inicial: $2,035 dólares más IVA.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad