Publicidad
Publicidad

Sacarle todo el jugo al aloe

Aloe Jaumave le puso valor agregado a la sábila y ya exporta 98% de su producción.

Para el ingeniero agrónomo Ramiro Estrada, el hecho de haberse quedado sin -empleo sólo implicó el comienzo de un gran negocio. Fue en 1989 cuando este -coahuilense dejó la Secretaría de Agricultura para trabajar con una empresa -estadounidense, identificando centros de producción de aloe vera en México.

- Estrada puso el ojo en el Valle de Jaumave, a 65 kilómetros de Ciudad -Victoria, Tamaulipas. Y no fue casualidad: esa entidad concentra 40% de la -producción nacional de aloe, justo lo que necesitaba encontrar la empresa de -multinivel Forever Living Products, una fabricante de bebidas, cremas, champús -y cosméticos a base de aloe vera.

- A demanda de Forever, el propio Estrada se convirtió en proveedor de hoja de -sábila, una alternativa laboral que en poco tiempo lo impulsó a entrar de -lleno en la industria. Su percepción fue acertada. De acuerdo con datos de la -Secretaría de Agricultura, entre 1990 y 2000 la tasa de crecimiento anual de -superficies sembradas de este cultivo en México fue de 37.45%.

- “Comenzamos con un pedacito de tierra, con la visión de hacerla de riego, -para producir todo el año”, recuerda el empresario. En la región, el cultivo -era de temporada, lo cual reducía sus índices de productividad. “Con esta -forma de producir, el mundo nos volteó a ver”, cuenta. De las 120 hectáreas -iniciales, su empresa Aloe Jaumave pasó a 400, que hoy producen 4,000 toneladas -de sábila al año.

- Estrada ingresó al negocio en una época propicia, cuando comenzaban a -rendir frutos en los mercados internacionales las investigaciones de países -desarrollados sobre las propiedades alimenticias y curativas de las liliáceas, -especie a la que pertenece el aloe. La preocupación creciente por la salud y -por consumir productos naturales detonó una demanda de bienes a la cual Aloe -Jumave supo alinearse oportunamente. “La demanda externa incentivó a nuestros -productores”, reconoce Javier Olguín, subgerente en Alimentos de Bancomext. -“Para muchos, la sábila se convirtió en una nueva forma de sustento, al ser -aprovechada por la industria farmacéutica, cosmética y alimenticia”.

- Productos, no pencas
-
Aun con una tendencia de mercado a favor de la producción de la materia -prima, diversificar se convirtió en el dogma de Estrada. Y lo aplicó tanto en -la estructuración de su oferta como en su estrategia de comercialización.

Publicidad

- Si bien empezó con Forever Living como principal cliente, no tardó en sumar -a su cartera otras cuatro empresas estadounidenses. Al cabo de un año de estar -en esta actividad vendió 1,500 toneladas de hoja carnosa de sábila. Ese paso -fue el que le permitió pasar a la segunda etapa. Logró un crédito de $100,000 -dólares de Bancomext para comprar maquinaria y equipo. A su vez, recibió -asesoría técnica de un científico estadounidense especializado en aloe, quien -lo inició en la elaboración del producto. “Mejoramos el proceso y comenzamos -a producir en forma industrial el jugo de la sábila para exportar a Estados -Unidos”, cuenta Estrada. El objetivo era llegar al corazón del negocio que -hacían sus propios clientes, explotando las propiedades curativas de este -cultivo. El panorama se veía prometedor teniendo en cuenta que la sábila -permite prevenir, entre otros males, desde trastornos estomacales hasta -problemas de la piel.

- Para entonces, Estrada ya había decidido mudar a su familia –esposa y tres -hijos– a Jaumave, un pueblo de sólo 4,500 habitantes. “Había que -consolidar la empresa, pues la tendencia de crecimiento de los productos -naturistas en países desarrollados era muy fuerte”, señala.

- En poco tiempo la compañía se transformó en una industrializadora del aloe -bajo diferentes formas: gel con pulpa o sin ella, concentrados, polvos y -productos terminados como bebidas y cosméticos. La decisión fue lanzarlos al -mercado bajo marca propia y también maquilar para terceros.

- Con ellos, en 1996, Aloe Jaumave puso un pie certero en el mercado europeo y -logró diversificar la composición de sus mercados. En la actualidad vende 40% -de su producción en Estados Unidos y distribuye el resto entre 30 clientes -europeos, seis asiáticos y un número similar de sudamericanos.

- Tan sólo 2% de sus ventas se realizan en México. Su fuerte presencia -mundial le permite participar de un negocio valuado en $123.5 millones de -dólares anuales tomando en cuenta sólo el comercio de aloe vera sin procesar. -Esta estrategia de Aloe Jaumave fue reconocida con el Premio Nacional de -Exportación en 2004.

- Aunque prefiere no develar su facturación, Estrada sí revela cuál es el -secreto de su sistema de ventas. “Vamos directamente con las empresas, sean -naturistas, envasadoras, cosméticas o farmacéuticas. Construimos nuestros -clientes, acoplamos nuestro producto a su regulación y lo trabajamos”, -explica.

Publicidad

- México, el mayor proveedor
-
Actualmente, México participa con 47% de la producción mundial de aloe. -Tiene un área sembrada de 10,700 hectáreas, de acuerdo con el International -Aloe Science Council (IASC).

- Del total producido, 95% se vende como materia prima. Aloe Jaumave participa -en ese 5% restante de la sábila que se vende con valor agregado. Desde que -ingresó al mercado internacional, el empresario originario de Torreón fue -consciente de que con su estructura de mediana empresa no podría competir con -los grandes emporios industriales que dominan la industria naturista. En -particular, el mercado mundial de la sábila está manejado por 175 empresas -distribuidas en más de 52 países. “Los coreanos nos llevan 20 años de -ventaja y por ende tienen mayor conocimiento del mercado, los estadounidenses -tienen un marketing excelente”, señala.

- Sin embargo, Jaumave dio la batalla por la diferenciación y por lograr su -lugar en el mundo. Se concentró mucho en una ecuación que prioriza el mejor -precio a la mayor calidad, para lo cual apeló a la certificación de la IASC. -Pero, además, eligió instalar parte de su producción en el segmento de los -orgánicos, con el que sí puede aprovechar a fondo el mercado europeo e -ingresar al asiático. “Representa 20% de nuestra producción, pero está -creciendo 15% anual. Estamos logrando que nuestros clientes que compraban -productos convencionales cambien a orgánico”, afirma Estrada.

- Ello implica un salto cualitativo en la facturación. “El productor de -orgánico es reconocido con un precio premium hasta 150% mayor que el del -producto tradicional”, dice Javier Olguín, de Bancomext.

- Desde un principio, las plantaciones de la empresa en Jaumave fueron tratadas -sin recurrir a fertilizantes, insecticidas o herbicidas. “En México somos los -productores más grandes de aloe vera orgánico. Y una empresa coreana tiene -sólo 20 hectáreas de este tipo”, presume el empresario.

- Para eliminar la hierba utiliza un ato de 1,500 borregos, y emplea métodos -ancestrales para la eliminación de gusanos: jabón con aceite y chile. -Asimismo, y a efectos de potenciar este esfuerzo, recurrió a las -certificaciones de la Farm Verified Organic.

Publicidad

- La inversión fue de $10,000 dólares y cumplir los requerimientos le -implicó tres veces esa cantidad. El beneficio de haberlo hecho es que Aloe -Jaumave hoy produce bebidas orgánicas, libres de conservadores, para sus -clientes más exigentes de Japón, Alemania, Suiza, Noruega y Corea.

- Hacia adelante el camino está lleno de desafíos para la empresa. Ampliar la -oferta orgánica es parte del plan, pero también generar productos de aloe para -uso farmacéutico y continuar diversificando su comercialización.

- Después de 15 años, y una historia de éxito como emprendedor, Estrada -siente que aquel día que abandonó su puesto de empleado y la casualidad lo -vinculó a Forever Living Products, no fue una jornada más en su vida.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad