Publicidad
Publicidad

Un tratado inútil

A cinco años de firmar el acuerdo comercial con la Unión Europea, las cifras reflejan que no hay n

En medio de los festejos democráticos de principios de julio, que celebraban -el fin del reinado de siete décadas del PRI, otro festejo quedó olvidado: el -ingreso de los productos mexicanos a un mercado de 15 países europeos con un -alto poder adquisitivo.

- El acuerdo, que ahora también abarca a otros 10 países que se unieron a un -mercado que suma 450 millones de consumidores, acaba de cumplir su quinto -aniversario con pobres resultados, pues México depende igual o más de su -comercio con Estados Unidos, país a donde el año pasado fueron a parar 87.2% -de nuestras exportaciones globales, tanto como antes de operar el TLCUE.

- Dos años antes, ese flujo exportador estuvo a punto de rebasar 90%, a pesar -de la desaceleración económica de EU y al abaratamiento de las mercancías -mexicanas en Europa, a raíz de la depreciación del dólar frente al euro.

- “El gobierno mexicano tiene una política de ‘negociar y olvidar’ sus -acuerdos de libre cambio”, declara José Antonio Sanahuja, investigador de la -Universidad Complutense de Madrid y consultor para las instituciones de la UE.

- Los exportadores mexicanos no han aprovechado el tratado: el monto que venden -a Europa representa cada vez menos en su comercio mundial. Así, tras el primer -año del acuerdo cuando 5.9% iba a la UE, este porcentaje pasó a 4.3% al final -de 2004, según la agencia europea de estadísticas Eurostat.

- Diferente perspectiva tienen las autoridades, que estiman un “desempeño -satisfactorio” del acuerdo, tomando en cuenta el aumento que éste ha generado -del volumen de comercio. La Comisión Europea y México lo calculan más o menos -en 40%: de $20,385 millones de dólares en 2000 pasó a más de $27,000 millones -el año pasado, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía. No -obstante, entre 1993 y 1998 ese incremento fue de 53.5% –luego de la grave -crisis mexicana de 1994– apuntan datos oficiales.

Publicidad

- En mayo de 2004, la UE se amplió a 10 nuevos países del Este y del -Mediterránero que automáticamente asumieron el TLCUE (Chipre, Eslovaquia, -Eslovenia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia y República -Checa). Bruselas había planeado tal desembarco mucho antes de iniciar el nuevo -milenio.

- Pero México tampoco ha explotado sus ventajas comerciales en esa región ex -comunista, hoy ansiosa por consumir; más bien ha sido al revés. Los checos, -por ejemplo, le venden 10 veces más lo que le compran a los mexicanos; los -polacos, 12; los lituanos y los eslovenos, nueve, ensanchando el déficit -comercial bilateral de $12,984 millones de dólares en 2003. En 1999, este -déficit era de $7,500 millones de dólares con los entonces 15 socios europeos.

- Un claro ejemplo es la pequeña isla de Malta –con 386,000 habitantes–, -que exportó el año pasado al país azteca más de $330 millones de dólares, -piezas de electrónica en su mayoría, e importó solamente $182,000 dólares en -muebles de madera y jugos, sobre todo. “El gobierno mexicano no previó -ninguna estrategia a largo plazo de promoción de inversiones, como sí lo hizo -Brasil y los mismos europeos occidentales; la mejor época para hacerlo se nos -pasó”, afirma la investigadora Marcela Szymanski, de la Universidad Católica -de Lovaina.

- Una empresa mexicana que sí tuvo esa visión fue el fabricante de autopartes -Nemak (la joint venture entre la regiomontana Alfa, 80%, y Ford Motor -Company, 20%), que en 2002 invirtió $153 millones de dólares para la -instalación de cuatro plantas en Havran, República Checa.

- Hasta hace un año que dejó el cargo como embajador en Bruselas, Porfirio -Muñoz Ledo atribuyó el bajo dinamismo del TLCUE a la “incapacidad -estructural” mexicana para exportar a Europa y no tanto a la recesión -económica mundial.

- Sanahuja comparte esa opinión. En una evaluación estratégica que le -encargó el Parlamento Europeo, ubica como ganadoras a las transnacionales -europeas –cuyas operaciones de compra/venta nutren el grueso de la relación -comercial– y como perdedoras a las pymes mexicanas.

Publicidad

- Este hecho, plantea el académico, es causado porque las pymes son todavía -muy débiles, siguen orientadas al mercado interno y al de Estados Unidos (menos -exigentes que el europeo), y no hay suficientes planes de apoyo a su -internacionalización. “El gobierno mexicano las puso a competir en -desventaja. Ahora se ven las consecuencias: incluso en sectores favorables a las -mexicanas como el de la manufactura y los servicios, son más competitivas las -europeas por su elevada productividad”, señala Sanahuja.

- Para sacarle jugo al tratado, que sirvió de modelo al que firmó la UE con -Chile, los expertos creen que se deben aplicar “políticas de sociedad” y de -reconversión de pymes parecidas a las que funcionan en Europa, que inyectan -inversiones a los sectores más vulnerables de la economía y de la sociedad.

- Dice Sanahuja: “El libre mercado por sí mismo no resuelve los problemas de -pobreza y subdesarrollo; el acuerdo es un punto de partida y no un final, eso lo -entendieron bien los chilenos, que han conseguido mejores resultados trabajando -más”. El acuerdo interno con Chile entró en vigor en febrero de 2003. Un -año después, las exportaciones chilenas a la Unión Europea habían crecido -45% contra solamente 5% de las importaciones de productos europeos.

- Martin Ries, de la Agencia Alemana de Promoción al Comercio Exterior, ha -externado que el freno en el comercio bilateral entre ambas regiones no es de -orden coyuntural. “Para un exportador alemán es más sencillo tomar un avión -a Polonia que a México. Tenemos un mercado muy grande frente a nuestra casa”, -admite.

- Pero también hay elementos positivos. El tratado con la Unión Europea es -uno de los más ambiciosos que ha signado Bruselas con un tercer país, a -través de éste las empresas mexicanas han accedido a los fondos de -transferencia científica y tecnológica de la UE, y las pymes mexicanas han -recibido un presupuesto de $30 millones de dólares en asistencia y difusión -del TLCUE, monto que promete subir a partir de 2007.

- Un reciente acuerdo aduanero va además a facilitar los intercambios -comerciales. Son iniciativas que si se aprovechan pueden abrir oportunidades.

Publicidad

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad