Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Qué tan importante es la reforma fisc

-
mar 20 septiembre 2011 02:54 PM

El programa de gobierno de Vicente Fox está lleno de propuestas y reformas que pretenden consolidar los logros de la política económica de libre mercado y hacer que los beneficios de la estabilidad macroeconómica lleguen a los bolsillos de todos los mexicanos. 

-

Si bien la lista de propuestas es larga –y existen temas novedosos, como una política industrial más activa y el concepto de banca social–, el cumplimiento de muchas de las promesas del nuevo presidente electo están condicionadas a una reforma fiscal integral. Dicha reforma deberá incrementar el nivel de recaudación tributaria, reduciendo así la dependencia de las finanzas públicas en los ingresos petroleros, con objeto de poder incrementar el gasto público en actividades prioritarias como salud, educación, capacitación y tecnología, seguridad infraestructura y justicia. Elevar los ingresos tributarios es indispensable para cumplir con las promesas de campaña ya que el programa económico de Vicente Fox también contempla alcanzar un balance fiscal para el año 2004.

-

Sin embargo, la reforma fiscal tendrá que ser aprobada por un Congreso en donde los partidos de la “nueva oposición” (PRI y PRD) probablemente rechazarán medidas impopulares como alzas en el IVA o en otros impuestos. Aunque la reforma fiscal propuesta por Vicente Fox está basada en aumentar la base tributaria y no las tasas impositivas al incorporar al sector informal a la economía formal, será difícil la simplificación del sistema tributario si no se ajustan algunos impuestos. 

Publicidad

-

Si bien una postura radical en donde la “nueva oposición” se oponga a todo por el hecho de ser oposición puede resultarle contraproducente al PRI y al PRD, en estos momentos dicha estrategia populista se antoja la más probable. Por lo tanto, el Presidente electo deberá usar su capacidad de negociación y de marketing para “vender” una reforma fiscal impopular a la sociedad, haciéndole ver que el resto de las reformas dependen de la generación de mayores ingresos fiscales. Si el nuevo gobierno no logra lo anterior, se enfrentará a un serio problema ya que el resto de sus promesas estarían en riesgo. Debido a lo complejo de la negociación es poco probable que la reforma fiscal se lleve a cabo en los próximos meses. El presupuesto de 2001 será un instrumento con el que el nuevo gobierno federal puede “ablandar” a los gobernadores priístas incrementando las participaciones estatales. 

-

La nueva administración panista ha despertado la esperanza por un cambio que mejore el nivel de vida. Los obstáculos que enfrentará serán múltiples, siendo su primera gran prueba la reforma fiscal. En buena medida, con ella se juega la posibilidad de cumplir con las expectativas de los electores en el resto de los temas.

-

El autor es director de Análisis de Santander Investment

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad