Publicidad
Publicidad

La empresa del futuro lo ‘verá’ todo

La tecnología perfecciona cada vez más la recolección de datos de las organizaciones; en el futuro las firmas podrán conocer la salud de sus empleados, medir su productividad y detectar riesgos.
En algunos años las empresas podrán analizar la productividad, detectar enfermedades y situaciones riesgosas de sus empleados, por medio de microsensores. (Foto: Thinkstock)
futuro empresas (Foto: Thinkstock)

El escenario es el siguiente: dentro de varios años los empleadores podrán hacer uso de sensores para recolectar datos de cada uno de sus empleados; así conocerán la productividad de cada uno, su estado de salud y sus posibles riesgos.

La miniaturización de sensores le dará a las compañías la posibilidad de medi r las constantes corporales (presión, ritmo respiratorio, peso) y los patrones de actividad cerebral de sus trabajadores.

Esto por medio de su colocación en lugares estratégicos como: en el mobiliario, las paredes de los edificios e, incluso, en los volantes de los vehículos ejecutivos; abriendo un camino inexplorado en la relación entre el personal y sus patrones.

En algunos años, en las reuniones con recursos humanos podrían oírse diálogos de esta naturaleza: "Hemos detectado en usted presión alta, su peso ha subido y sabemos que hace pausas en el día para fumar: tendremos que recalcular su prima de seguro médico".

Publicidad

El 'Gran Hermano' ha evolucionado

El almacenamiento de información de los empleados tiene una larga historia: desde fines del siglo XIX existen máquinas que controlaban la asistencia de los trabajadores por medio del registro en una tarjeta de la hora de entrada y de salida. De hecho, un estudio realizado por la empresa Kronos y hecho público en noviembre de 2011 determinó que en nuestro país 82% de los empleados registran su asistencia en algún tipo de sistema de control de asistencia.

Un estudio de la académica Miriam Schulman en la Universidad estadounidense de Santa Clara, señala que "las capacidades de recolección de información de los empleados están creciendo a medida que la empresa tiene acceso a más fuentes de datos; desde el correo electrónico hasta información obtenida vía objetos, tales como sillas que registran el peso del empleado, sistemas que analizan el movimiento de la persona en las instalaciones de la compañía y quizá sensores metidos en teléfonos y otros gadgets".

Así, por ejemplo, un tráiler tendrá en el volante dispositivos que registren el nivel de cansancio del chofer para emitir una alerta en caso de que la fatiga lo inhabilite para seguir conduciendo.

Publicidad

Hoy en día podemos ver que las empresas recolectan información y miden la productividad a través de Keyloggers, o detectores de teclas presionadas en la computadora, dispositivos GPS en teléfonos móviles, sistemas de control de acceso, entre otras cosas.

¿Y la privacidad?

La siguiente gran cuestión estará en que la recolección y el uso de esta información pondrán a prueba el marco legal y ético sobre información personal

De acuerdo con Cristos Velasco, abogado especializado en protección de datos, "actualmente la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, publicada en el Diario Oficial de la Federación en julio de 2010, determina las políticas de manejo de información entre individuos y organizaciones, pero no queda claro cómo se normará la relación entre empleados y empresa, ya que en este caso la información sobre sus empleados obtenida por la compañía no tiene fines de lucro, que es el supuesto que domina dicha ley".

Publicidad

De hecho, el especialista señala que "serán las decisiones del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), el que determinará la manera en la que empleados y empresas deberán gestionar la información".

Pero este problema no es obstáculo para que los trabajadores puedan ejercer sus derechos desde ya, "un empleado puede solicitar en cualquier momento que se le informe sobre el tipo de datos que están siendo recolectados sobre su persona, así como el propósito de dicha recolección".

Velasco dice que "ya es posible solicitar, durante el proceso de contratación, el establecimiento de una cláusula con el fin de poner en claro el uso de información por parte del empleador".

La idea es tratar, en la medida de lo posible, cubrir dilemas para el empleador, como conocer información que afecta la salud de los empleados (la detección de alguna enfermedad) o que puede tener consecuencias para su estatus laboral, temas que actualmente no están contemplados en la legislación.

Publicidad

Como sea, las empresas y los empleadores tendrán que vérselas con un mundo que sentirá cada uno de sus pasos.

*Fuentes: Cristos Velasco y Santa Clara University.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad