Ojos en el mundo

-

La globalización obliga a los CEO a estar al pendiente de la operación de su empresa en múltiples países, pero no hay viajes que alcancen. Para tener ojos en todos lados, necesitan desarrollar un plan de omnipresencia:

 El liderazgo local es imprescindible: Algunas empresas se obligan a tener directores de la casa matriz, pero la experiencia de alguien formado en la oficina local proporciona una visión más veraz de lo que sucede.

 La intromisión es contraproducente: La dirección regional debe dar espacio a los líderes nacionales para resolver problemas particulares. El control excesivo de la casa matriz erosiona la confianza del equipo nacional.

 La tecnología es un aliado: Para evitar una sobrecarga de datos, existen herramientas que ayudan a tener una visión de lo que sucede en cada país en tiempo real. Entre ellas están los sistemas de planificación de recursos empresariales y los paneles de control llamados dashboards (que despliegan la información en forma de alertas e indicadores gráficos).

 Habilidad multicultural: Parece menor, pero no atender las diferencias culturales de cada país puede hacer que el líder regional sea visto como desconsiderado u hostil a la sensibilidad nacional.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Te mostramos cinco consejos para optimizar la búsqueda de correos en Gmail
Te Recomendamos
×