Destino a explorar

-
Cinthya Bibian

Acceso a tecnología de transportación, ductos para petróleo y gas, inserción a un mercado para servicios de telecomunicaciones e intercambio de minerales, son algunos de los potenciales negocios para explotar entre México y Rusia; este último podría incorporarse a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en junio.

"Rusia es una vecindad poco explorada que cuenta con varias ventajas, su ubicación geográfica con acceso a los mercados que tiene, y la conectividad marítima sería muy provechosa para las empresas mexicanas", dice José Carral, presidente del Club de Industriales y otrora presidente del Comité México-Rusia del Consejo Empresarial de Comercio Exterior (Comce).

Según el Banco de México, del total de productos importados por México, sólo 0.35% tiene como origen Rusia, mientras que las exportaciones son apenas de 0.13%.

Las oportunidades reales, menciona Adolfo Laborde, catedrático del ITESM, están en lograr la desgravación arancelaria. "Hablamos de topar el impuesto entre 5 y 10%, y en algunos casos, desaparecerlo".

Actualmente, los productos que exporta México a Rusia son autobuses de pasajeros, carne y tequila, mientras que entre los importados están acero y químicos. "Rusia representa un potencial para las empresas mexicanas; bien entendido y ejecutado implica algo muy positivo por lo que representa el tamaño de su economía", comenta Carral.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Las finanzas públicas no dan para ejecutar programas sociales de AMLO
Te Recomendamos
×