Publicidad
Publicidad

Bumerán arquitectónico

BASF adapta su antiguo edificio con amplios espacios y un toque colorido para exaltar su marca.
Iluminación natural, así como un sistema de luz y aire acondicionado integrado con sensores, reducen en 40% el consumo energético. (Foto: Agustín Garza)
1089 picf031a (Foto: Agustín Garza)

Peculiar porque desde el aire parece un bumerán, el antiguo edificio corporativo de la firma alemana de químicos BASF sufrió una remodelación que permite a esas oficinas cuadragenarias ser más funcionales.

La renovación integra una nueva personalidad al paisaje del corredor financiero de la avenida Insurgentes Sur, en el DF, con un complejo de enormes ventanales y costado multicolor.

Los directivos de BASF adaptaron a la actualidad una estructura del pasado. Esto resultó menos costoso e, incluso, se realizó en menos tiempo que el que hubiera tomado edificar una nueva obra por completo.

"Con un buen diseño se puede renovar la arquitectura sin forzosamente tener que tirar y construir de cero cada vez", comenta Juan  Carlos Baumgartner, arquitecto a cargo del proyecto y socio director del despacho de arquitectura SPACE.

Publicidad

Gestada como una renovación sustentable, BASF lanzó un bumerán que regresó con aire renovado, más verde y funcional.

SPACE: ARQUITECTURA MEXICANA

Equipo multidisciplinario que ofrece servicios en arquitectura contemporánea y sustentable, edificios inteligentes y diseño interior. American Express, Ernst & Young, Microsoft y Nokia México están entre sus clientes.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad