Yoga ejecutivo

Conoce cinco posiciones básicas de esta disciplina que puedes realizar en tu lugar de trabajo.
Sergio de León

Uttanasana: Ayuda a mejorar tu concentración al aumentar la circulación en tu cerebro. Parado e inhalando, estira y alinea los brazos con las orejas. Dóblate desde la cintura sin doblar las rodillas.

Gomukhasana: Alivia el estrés de hombros y espalda. Puedes practicarla sentado. Estira un brazo hacia el frente y muévelo de forma circular hacia atrás hasta apoyar el anverso de la mano contra la espalda. Dobla el otro brazo encima del hombro sujetando los dedos de la mano que está en la espalda. Si no alcanzas, usa un pañuelo como extensión.

Tadasana: Ayuda a calmar los nervios. Hazla parado, con los pies firmes en el suelo y el peso del cuerpo bien balanceado. Respira largo y profundo durante dos minutos. La experiencia mejora si se practica descalzo.

Parshva Hasta Padasana: Alivia la tensión en pecho, piernas y cintura. Mejora la circulación. Parte del Tadasana, lleva una pierna hacia adelante y apunta el pie al frente. Alinea el talón con el arco del pie que quedó atrás. Estira los brazos a la altura de los hombros hacia los lados.

Urdhva Hastasana. Reduce los efectos de tu mala postura frente a la computadora. Párate durante un minuto y eleva los brazos sobre la cabeza. Junta las palmas y flexiona la columna hacia atrás presionando los omóplatos.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Más que algunos equipos, las Matrioskas rusas son un éxito en el Mundial
Te Recomendamos
×