La 'estrellita' de Nissan está en México

Nissan Mexicana es la división que mejor opera en el mundo y se volvió un ejemplo en la compañía.

Nissan Mexicana pone el ejemplo

1
nissan  (Foto: CNN)

Nissan Mexicana es la división número uno dentro de la compañía japonesa, con las mejores cifras en penetración de mercado y ventas, lo que la hace un ejemplo para el resto de las subsidiarias de la firma en el mundo. Sin embargo, en México batalla, al igual que otras armadoras exitosas, por vender más autos en el mercado doméstico.

"Cuando eres la número uno y tu único reto es seguir siéndolo, haces un plan de defensa, pero nosotros queremos seguir creciendo", dice el director de la empresa en México, José Luis Valls, a la edición del 27 de septiembre de 2013 de la revista Expansión.

En 2012 la subsidiaria mexicana vendió 244,962 unidades, record para la empresa. También consiguió la cuota más alta del mercado: 24.8%, según los datos de la compañía confirmados por analistas.

Esto es superior a lo que la armadora alcanzó en Japón (12.4%), Estados Unidos (7.7%), China (6.5%), Rusia (5.3%) y el conjunto de Europa (3.9%).

Los resultados le valieron a la división el Global Nissan President Award en junio de 2013 a manos del CEO global, Carlos Ghosn, un premio interno que la armadora da a las personas o grupos de trabajo que destaquen por sus resultados.

El secreto está en que la subsidiaria aprovechó el auge que vive el sector automotriz en México. La industria representa 3.6% del PIB del país y contribuye con 28.4% de las exportaciones manufactureras, según un informe de la BBVA Research.

La crisis de 2008 hizo que las armadoras multinacionales reubicaran sus operaciones en los países que ofrecieran condiciones más ventajosas en términos de costos y eficiencia, explica el experto en competitividad de la consultora global KPMG, Luis Ricardo Rodríguez.

"Pero solamente con bajos costos no puedes competir. Si no tienes calidad, estás fuera", dice el director general de Nissan América Latina y el Caribe, José Román.

Nissan no es la única armadora con éxito en México y al igual que el resto de las firmas automotrices en el país, la japonesa debe vender más autos en el mercado doméstico.

Mexico, pese a ser el octavo productor de vehículos a nivel mundial y el sexto en exportaciones, está lejos del top ten en ventas internas. Vende sólo 7.5 autos por cada 1,000 habitantes, menos que Argentina, Brasil, China y Rusia.

Tsuru y PickUp, las joyas de Nissan

2
Tsuru  (Foto: Nissan)

El director general de Nissan América Latina y el Caribe, José Román, señala que Nissan crece en México por la fortaleza de su marca.

"Es una marca muy bien arraigada en el consumidor mexicano y que se percibe como confiable gracias a dos productos: el Tsuru y la Pickup D-22", dice el presidente de la consultora automotriz Kaso & Asociados, Armando Soto, a la edición de 27 de septiembre de 2013 de la revista Expansión.

Ambos vehículos representaron, según la consultora, 35% de las ventas de Nissan en 2012: 19% la Pick Up y 16% el Tsuru.

Nissan tuvo cinco modelos en el top ten de los autos más vendidos en México en 2012, según cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA). En Japón, tiene dos autos en el ranking de los 10 más vendidos y en Estados Unidos, sólo uno.

El éxito local de Nissan también se debe a su elevada producción y a la eficiencia de sus plantas.

Tiene dos: una en Morelos y otra en Aguascalientes. Las dos fabricaron 683,669 vehículos en 2012, según datos de la empresa.

Esto es casi 24% de la producción total de México el año pasado, según AMIA, y representa un promedio de casi 342,000 vehículos por planta.

En Japón, donde Nissan tiene 14 centros de producción, este promedio es de alrededor de 76,000 autos, mientras que en Estados Unidos, donde hay tres plantas de la armadora, es de cerca de 300,000 unidades.

"El volumen es una de las claves para que las operaciones de una empresa automotriz sean rentables", dice el analista del sector automotriz de la consultora estadounidense Morningstar, Richard Hilgert.

El éxito de Nissan Mexicana también reside en su estrategia de comercialización y financiamiento.

Credi Nissan, la financiera de la subsidiaria, costeó 41.6% de los autos vendidos por la empresa en 2012, según datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores y AMIA.

"El financiamiento dinamiza el mercado mexicano. Nissan empezó a dar créditos a plazos mayores que otros competidores, de hasta 72 meses, lo que abrió a muchos consumidores la posibilidad de comprar un vehículo nuevo", dice Soto. 

Armadora que produce autos…y talento

3
aprendiz  Nissan Mexicana posee una planta laboral altamente calificada y cotizada, que incluso instruye a toda un grupo manufacturero en Brasil. /  (Foto: Getty)

Casi dos tercios de los autos producidos por las armadoras en México terminan en Estados Unidos, según ProMéxico. Además en agosto de 2013 Nissan Mexicana exportó la unidad cuatro millones de su historia, un Note que terminó en Chile.

"Nissan confía muchísimo en sus operaciones en México como centro desde donde proporcionar producto a Estados Unidos y al resto de América", dice el analista del sector automotriz de la consultora estadounidense Morningstar, Richard Hilgert.

La armadora japonesa puede producir tantos vehículos gracias, en parte, a la alianza que formó en 1999 con la francesa Renault, que le permitió tener plataformas globales con eficiencias de escala que sólo están al alcance de los mayores fabricantes del mundo, dice Hilgert.

Pero producir muchos autos sólo es rentable cuando se tiene una fuerza de trabajo flexible y bien preparada, agrega Hilgert a la edición del 27 de septiembre de 2013 de la revista Expansión.

Ante la demanda de la industria automotriz, universidades como la UNAM, el Tecnológico de Monterrey y la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP) crearon en la última década carreras de ingeniería y diseño automotriz.

"México está formando una mano de obra cualificada y un capital intelectual que está siendo muy importante para las empresas radicadas en el país", dice el maestro de Ingeniería en Diseño Automotriz en la UPAEP, Jesús Juárez.

Nissan Mexicana, por ejemplo, tiene convenios de colaboración con la Universidad Autónoma de Aguascalientes y con el Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe.

La compañía logró crear una planta laboral altamente calificada y cotizada. De hecho, los empleados de la subsidiaria mexicana son un ejemplo para otras divisiones de la armadora japonesa.

"Nuestro grupo de manufactura está entrenando a toda la gente de una planta de Brasil", dice el CEO de Nissan Mexicana, José Luis Valls.