Publicidad
Publicidad

Atracción de talento

-

El director de Recursos Humanos de una importante empresa hace una prueba para nuevas contrataciones. El director propone, en tono burlón, el siguiente problema a los candidatos:

- Teniendo en cuenta la velocidad de un rayo solar, la suspensión del polvo desplazado por el gis que sostengo en la mano y las vibraciones de mis cuerdas vocales, calculen la edad que tengo.

Todos los candidatos callan nerviosos ante el problema, excepto uno que levanta la mano y dice:

Publicidad

- 44 años.

- Bien, me sorprende, ¿cómo lo supo?

- Porque tengo un primo que tiene 22 y sólo es medio sangrón.

Publicidad

UN CEO MENOS

- ¿Supiste que falleció el jefe?

- Sí, pero quisiera saber quién falleció con él.

Publicidad

- ¿Por qué lo dices?

- ¿No leíste la esquela que publicó la empresa? Decía: "¡...y con él se fue un gran trabajador!"

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad