Publicidad
Publicidad

Caída libre

Las remesas caen desde hace nueve meses. La fortaleza del peso disminuye el valor del dinero que reciben las familias.

Los tiempos de bonanza para las remesas quedaron atrás. Las familias mexicanas recibieron en febrero 26% menos que en octubre de 2008, cuando alcanzaron el máximo de 395 dólares. La caída está ligada a los ajustes fiscales y al recorte de gastos del gobierno en Estados Unidos. "Por otro lado, la migración disminuyó a partir de la crisis", dice Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch. El monto disminuye más al convertir las remesas a pesos, por su fortaleza frente al dólar. La moneda llegó a las 12 unidades por dólar en mayo, desde 13.9 en junio 2012,  una caída de casi 14%. Pero México es aún el tercer receptor de remesas en el mundo.

Inteligencia Expansión con información de Ximena Soto.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad