Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

De muñeca sexual a paciente de estudiantes de odontología

Los creadores de Hanako Showa 2 se inspiraron en una muñeca sexual, para que los doctores aprendieran a no tocar su pecho por accidente
sáb 02 julio 2011 12:33 PM
muñeca japón
muñeca japón muñeca japón

Con frecuencia, en Tokio hay situaciones entre la realidad y la ficción; el caso de una muñeca sexual que desea que le tapen sus caries es una de ellas.

El entrenamiento dental Hanako Showa 2 es una versión más moderna de su "hermana mayor", Jane Hanako Showa, utilizada en la escuela de odontología de la Universidad de Showa, para más que una simple curación de caries en su dentadura.

Ese modelo incorporó el concepto de ser femenino, simplemente para que los dentistas principiantes aprendieran a no tocar su pecho por accidente. 

Publicidad

Envoltura de silicón 

Año y medio después, su se presenta en una piel cuasi real de silicona, a diferencia de su pariente con piel de PVC, además de otras modificaciones internas.

Hanako 2 está basada genuinamente en las muñecas sexuales de la compañía Orient Industry en el distrito de Taito de Tokio.

Además de la sensación de piel humana en su cara, lengua y boca, también contiene robótica que le permite imitar una variedad de acciones, como estornudar o ahogarse cuando algún novato meta sus instrumentos muy adentro de la garganta. 

Buena para platicar

Hanako 2 también tiene el don de la palabra y puede platicar con sus compañeros humanos de cómo se siente y cuál es su malestar.

En Japón se olvidaron de la técnica de escuela médica, utilizada y confiable, de "jalar a un transeunte" para darle un "chequeo" gratuito. 

En lugar de eso, los mejores dentistas potenciales de Tokio tienen la oportunidad de probar con una quimera, creada originalmente para dar placer, pero con componentes robóticos de vanguardia y con el fin de trabajar en la salud oral de los japoneses.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad