Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un experimento social te permite comprar café con la tarjeta de un extraño

La aplicación de pago móvil de Starbucks permite que personas desconocidas obtengan e inviten bebidas a personas que no conocen
dom 14 agosto 2011 10:08 AM
coffee
jonathan stark starbucks card cafe coffee

Nota del editor: El proyecto de Jonathan Stark cerró el 12 de agosto. En su página se lee un mensaje de agradecimiento y despedida donde aclara que mantendrá su sitio en Facebook para compartir "momentos de amabilidad".

¿Necesitas un poco de cafeína? Utiliza la tarjeta de Jonathan. ¿Le quieres comprar una taza de café a un amigo, o a alguien al que no conoces? La tarjeta de Jonathan también sirve para eso.

Seguramente ahora te estás preguntando: ¿Quién es Jonathan?

Jonathan Stark es un consultor de aplicaciones móviles estadounidense que tuvo una gran idea. ¿Qué pasaría si le diera acceso a todo el mundo en internet al código de su tarjeta de pagos vía móvil de Starbucks y les invitara una taza gratis de café?

Y por supuesto, si quieren donar unas monedas para el siguiente hombre o mujer, eso también estaría bien.

Jonathan's Card es un experimento social que puso en marcha Stark a mediados de julio, aunque en realidad el proyecto no ganó seguimiento hasta que atrajo la atención de varios blogs de tecnología durante el fin de semana.

Publicidad

Para la tarde del pasado lunes, dice, se habían gastado 3,651 dólares en la tarjeta, la cual inició con un saldo de 30 dólares. Al menos 177 personas ya donaron dinero, dice.

"En realidad, es bastante emocional", dice Stark. "Las reacciones de las personas van desde los que me acusan de robo hasta los que me agradecen por renovar su fe en la humanidad".

"En lo general es muy estimulante, pero duele cuando los pesimistas ocasionales me envían su negatividad".

Stark dice que no tiene relación profesional o de cualquier otra forma, con Starbucks, el gigante del café con sede en Seattle y que tiene más de 17,000 cafeterías en 50 países.

Por su lado, la compañía parece estar tan interesada como Stark en ver el resultado.

"Creemos que el proyecto de Jonathan es muy interesante y estamos halagados de que escogió Starbucks para su experimento social", dice Gina Woods, directora de Comunicaciones Ejecutivas de Starbucks, en un e-mail. "Tenemos curiosidad de ver como sigue evolucionando su proyecto".

Stark simplemente publicó una imagen de la tarjeta electrónica de su aplicación móvil de Starbucks, en donde invitaba a la gente a copiarla en sus teléfonos.

"Jonathan's Card es un experimento de intercambio social de bienes físicos utilizando moneda digital en teléfonos móviles", escribió en su sitio. "Basado en la similitud con las bandejas de 'toma un centavo, deja un centavo' en las tiendas de conveniencia en Estados Unidos, adopté un sistema similar de 'toma un café, regala un café' para la Jonathan's Card".

Se muestra sorprendido por la forma en que los usuarios se comportan. Algunas veces, después de donaciones grandes, unos cuantos usuarios a los que no les importa el karma transfieren el dinero a su propia cuenta de Starbucks, dice.

Pero, mientras el balance sube y baja, algunas veces cae de 100 dólares a cero y después vuelve a subir en cuestión de minutos, casi todo el mundo toma un poco y deja un poco, dice.

"La gran mayoría de las personas están actuando muy bien, lo que es el resultado principal".

¿Algún aspecto que no esperaba?

Los cupones para café gratis, con los cuales la empresa premia por el uso frecuente de la aplicación móvil, se entregan de manera física y no aplican a la e-card. Stark dice que espera encontrar una manera para distribuirlos o, en el peor de los casos, probablemente no los use.

Stark inició un cuenta en Twitter para la tarjeta, mostrando los datos para informar en tiempo real el balance. La tarde del lunes fluctuaba rápidamente, con las actualizaciones presentándose minuto a minuto mientras el balance tocaba fondo y después se reponía. (Desafortunadamente, un intento para usar la tarjeta de Stark en el Starbucks ubicado en CNN Center en Atlanta, se dio en uno de los momentos en que el balance estaba en ceros).

Las personas en Twitter parecen contentas con el experimento.

"Me sucedió algo muy bueno. Doné 10 dólares a @jonathanscard para devolver el favor. ¡Qué buen experimento social!", escribió un usuario .

"Querido señor Stark: Me cuesta trabajo creer en la bondad humana. Gracias por demostrarme lo contrario", publicó otro usuario , junto con una fotografía de un pastel de chocolate cubierto con mini bombones y almedras tostadas, supuestamente comprado con la tarjeta".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad