Pescadores encuentran una extraña langosta azul en Nueva Escocia

El capitán de un barco pesquero se sorprendió al recoger sus redes y encontrarse con el extraño espécimen marino
Langosta Azul  Langosta Azul
(Reuters) -

Bobby Stoddard, capitán de un bote pesquero canadiense, dijo que él y su tripulación recogían trampas de langostas a principios de mayo cuando uno de los hombres gritó: "¡Hey, aquí tenemos uno lindo!"

"Me volteé y dije '¡increíble!", contó Stoddard, de 51 años, nativo de Barrington, Nueva Escocia.

En la trampa, junto con otras tres langostas ordinarias resaltaba una de color azul brillante. La primera de ese tipo que Stoddard había visto en 33 años de ser pescador.

"Esta es la única que he visto", dijo a CNN. "Mi papá ha sido un pescador de langostas por casi 55 años, atrapó una hace unos 45 años pero no había vuelto a ver una".

Stoddard maneja el barco de langostas en el que trabaja con su padre y sus tres hermanos. En un buen día, atrapan cerca de 3,000 de los crustáceos, dijo. Multiplica eso por 33 temporadas, y esas son muchas langostas. Pero solo una azul.

De acuerdo con la Universidad del Instituto de Langostas de Maine, las langostas azules son un fenómeno de uno en dos millones. Una variación genética causa que la langosta produzca una cantidad excesiva de una proteína, lo que le da su aspecto azulado.

Stoddard le ofreció su descubrimiento a un instituto de investigación oceánico cercano, pero "no se vieron muy interesados", dijo.

Su novia lo presionó para que lo ofreciera en venta Kajiji.com, un sitio de anuncios clasificados,  añadió. Sin tener ni idea de cómo estaría el mercado para una langosta de 1.5 libras, la ofreció en $200 dólares.

"Quise ponerle una cifra lo suficientemente alta para que nadie se interesara en ella", confesó Stoddard.

Sin embargo, dijo que empezó a tener unas llamadas y correos electrónicos raros, regañándolo por tratar de vender una criatura tan rara; entonces canceló el anuncio. 

"Soy un poco tímido", añadió. "Cuando las cosas se vuelven problemáticas, como que me escondo. Esto lo que hago para vivir; pesco langostas y las vendo. Solo estoy tratando de hacer lo correcto. Pensé, 'No necesito este relajo'".

Por ahora, el crustáceo cerúleo vive tranquilamente en un lindo y frío tanque en el negocio de Stoddard, alimentándose de pedacitos de pescado y moluscos. Un acuario enorme está en contrucción cerca de la Torre de CN en Toronto, pero Stoddard no ha decidido ofrecer su espécimen para que lo muestren ahí.

"No sé qué sería lo mejor", dijo. "Probablemente pertenece de regreso en el océano, pero quiero que la vea la mayor cantidad de personas".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.
Ahora ve
Jeff Bezos se convierte en el hombre más rico de la historia moderna
Te Recomendamos
×