Los Castellers de Vilafranca construyen en NY la torre humana más alta

Es la primera vez que esta tradición catalana se realiza en la 'Gran Manzana' logrando un nuevo récord Guinness
(Reuters) -

Los Castellers de Vilafranca (torres humanas que se levantan en regiones de España) establecieron un nuevo récord mundial al contruir el 'edificio' humano más alto en la ciudad de Nueva York.

Por primera vez niños, mujeres y hombres formaron varios castillos en una azotea a veinte pisos de altura en Manhattan, con la silueta del Empire State al fondo.

"Es la culminación de un sueño que hacía años perseguíamos, el traer nuestra tradición, de más de 200 años, a la capital del mundo", dijo el presidente de la asociación castellera, Josep Cabré.

Los Castellers de Vilafranca, con el sobrenombre de "los verdes" por el color de sus camisas, levantaron una torre de siete pisos, un castillo de ocho, un edificio de cinco y de siete niveles con dos pilares de cinco personas, en la terraza de un conocido bar de Manhattan, en un rascacielos de la Quinta Avenida y con el skyline neoyorquino de fondo.

"Se habían hecho castillos en lo alto de una montaña, pero nunca en la azotea de un edificio. Supone un récord mundial y estamos muy contentos de que coincida con nuestra primera visita a Estados Unidos y a Nueva York", añadió Cabré.

Es la primera vez que la tradición catalana conocida como castells se vive en directo en Nueva York, donde nunca se habían levantado las torres humanas que han dado fama a esta asociación, que ha actuado en diferentes puntos del planeta, desde Chile a India, así como en distintas ciudades de Europa.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Se han desplazado hasta la Gran Manzana 145 miembros de la asociación fundada en 1948. El objetivo de la visita, según Cabré , es el de promocionar la tradición en el exterior después de que en 2010 los castells fueran declarados patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

"Ahora es una responsabilidad. Tenemos que dar a conocer los castells en cuantos lugares del mundo podamos", explicó Cabré, que definió la tradición como "un símbolo del esfuerzo común un grupo de personas muy diferentes, desde el más pequeño al más grande. Todos somos imprescindibles".

Ahora ve
Trump dice ahora que la cumbre con Kim Jong Un podría ser el 12 de junio
Te Recomendamos
×