Publicidad
Publicidad

Lubezki: de jugar con una cámara al Oscar

El ganador del galardón a Mejor Fotografía nació en el Distrito Federal y estudió en la UNAM; ha trabajado con directores mexicanos como Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu.
Emmanuel Lubezki empezó su carrera en películas como ‘Sólo con tu pareja’, ‘Bandidos’ y ‘Como agua para chocolate’.  (Foto: AFP)
Lubezki

Emmanuel Lubezki, quien este domingo ganó un Oscar por su trabajo en la película 'Birdman', ya jugaba desde la adolescencia con la cámara y hoy escribe su nombre entre los mejores directores de fotografía de Hollywood.

Lubezki nació en 1964 en la Ciudad de México y durante su vida escolar mostró también su gusto por la música, según narró el director y fotógrafo Juan Carlos Rulfo, quien asistió a la misma secundaria y preparatoria que el "Chivo".

"Siempre se podía ver en el patio de la escuela a una bolita a de chavos sonando la guitarra y cantando a todo pulmón”, y ‘El Chivo' "siempre llevaba la mano y la voz", reveló Rulfo a la Revista Life&Style en 2012.

Lubezki estudió historia en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y cinematografía en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de esa misma universidad, junto a Alfonso Cuarón.

Publicidad

Comenzó su carrera en producciones mexicanas de cine y televisión a finales de los 1980, entre ellas, la serie de terror y suspenso 'La Hora Marcada' y los filmes ‘Sólo con tu pareja’, ‘Bandidos’ y ‘Como agua para chocolate’.

Su primer trabajo estadounidense fue la película independiente 'Twenty Bucks', de 1993, tras la cual comenzó a colaborar con prominentes cineastas de Hollywood, entre ellos los hermanos Ethan y Joel Coen.

Ha hecho varias veces equipo con Cuarón en películas como 'La princesita' (1995), que le valió su primera nominación al Oscar, así como en 'Y tu mamá también' (2001).

Lubezki fue candidato al Oscar en el año 2000 gracias a 'Sleepy Hollow: la leyenda del jinete sin cabeza', de Tim Burton, y compitió además por dos cintas de Terrence Malick: 'El nuevo mundo' (2005) y la visualmente aplaudida 'El árbol de la vida' (2010).

Publicidad

En la cinta 'Niños del hombre' (2006), según narró el fotógrafo Serguei Saldívar a Life&Style, Alfonso Cuarón decidió usar la pantalla verde para grabar la famosa escena de la presecución en coche y luego postproducir y terminar la secuencia. Lubezki "se negó rotundamente" y pidió unos días para hallar una solución. El resultado fue una de las secuencias más memorables de la historia del cine mundial y la cuarta nominación al Oscar para Lubezki.

En la película 'Gravedad', por la que recibió el Oscar el año pasado, logró rear una sensación de gravedad cero que ha sido elogiada como pionera en el séptimo arte.

En 'Birdman', la experiencia de Lubezki y el punto de locura de Alejandro González Iñárritu fueron fundamentales para que esta comedia negra tuviera la apariencia de ser un único plano secuencia, que infunde velocidad y vértigo al relato.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad