Publicidad
Publicidad

El ‘boom’ de la producción de vino alrededor del mundo

Algunos de los mejores vinos se están haciendo en lugares de los que nunca habías oído hablar; es momento de alejar los ojos de las regiones como la Toscana, Borgoña y Burdeos.
(Foto: Getty Images)
vino

Todo el mundo conoce las regiones vinícolas clásicas: la Toscana, Borgoña, Burdeos, la Rioja, el Valle de Napa. La mayoría conoce también los "nuevos clásicos", tales como Stellenbosch, en Sudáfrica; Marlborough en Nueva Zelandia, y el Valle de Barossa en Australia.

De hecho, algunos de los mejores vinos se están haciendo en lugares de los que nunca habías oído hablar.

Moldova

Aunque se ha hecho vino en Moldova desde hace más de 5,000 años, el vino moldavo (y Moldova, en general) ha pasado casi completamente desapercibido.

Publicidad

Enclavado entre Rumania y Ucrania, los vinos de este diminuto país son un deleite: desde los blancos de la región, como el rara neagrà y el plavai, hasta sus sauvignon blancs y chardonnays afrutados y frescos.

Incluso encontrarás tintos excelentes en el sur templado y seco de Moldova: saperavis robustos y terrestres, así como cabernets, gamays y pinot noirs elegantes.

Es interesante que casi una cuarta parte de los moldavos sean vinicultores: es el país con más viñedos en el mundo.

El país también alberga la bodega de vinos más grande del mundo, Milestii Mici, que cuenta con más de dos millones de botellas.

Publicidad

Visita: La bodega Cricova produce un rara neagrâ Orasul Subteran, hecho exclusivamente con uvas moldavas.

Weinkombinat Cricova  | Petru Ungureanu 1, Cricova, Moldova.

Sicilia, Italia

Aunque en la isla más meridional de Italia se han fabricado vinos desde hace más de cinco milenios, los habitantes de la zona apenas están llamando la atención a nivel internacional.

Publicidad

Eso es bueno: la región se alejó de la producción en masa de vinos irrelevantes apenas hace dos décadas y ahora crean emocionantes vinos de la región que reflejan el terruño singular y diverso de la isla (busca botellas con la etiqueta DOC Sicilia, que garantiza el origen y la calidad del vino).

Ahora, Sicilia se ha vuelto una de las regiones vinícolas más importantes del mundo y produce tintos grandiosos y poderosos como el nero d'Avola y blancos frescos y minerales como el grillo y el catarratto.

En la soleada isla de Pantelleria encontrarás uno de los mejores vinos para postre de Italia, el passito di Pantelleria: es un vino color ámbar con un vívido sabor a chabacano, miel y caramelo.

Visita: La bodega Donnafugata es famosa por su passito di Pantelleria Ben Rye y por los hermosos viñedos con vista al Mediterráneo.

Publicidad

Donnafugata  | Contrada Khamma, 91017. Sicilia, Italia.

Tasmania, Australia

El Valle Barossa del sur de Australia ya tiene competencia y algunos de los vinos más interesantes provienen de la distante isla meridional de Tasmania.

Tasmania está separada del continente por un estrecho de 240 kilómetros; el clima fresco y marítimo y la latitud de la porción sur propician la producción de vinos singulares y completamente diferentes a los de otras partes del país.

Publicidad

En el Valle de Tamar, en el norte de Tasmania, encontrarás rieslings y sauvignon blancs frescos y secos, así como chardonnays de mucho cuerpo.

En el sur de Tasmania, en los valles de Derwent, Huon y el río Coal, el clima es más cálido y encontrarás cabernet savignons, pinot noirs y shiraz ricos y enérgicos.

Hay solo 160 productores en toda la isla, lo que garantiza que tu experiencia de cata será más íntima y que tendrás la oportunidad de conocer a los propietarios y a los enólogos en persona.

Visita: La bodega de la familia Freycinet, fundada en 1979 por Geoff y Susan Bell, que produce un pinot noir que parece un borgoña.

Publicidad

Viñedos Freycinet | 15919 Tasman Highway, Bicheno, Tasmania, Australia.

Swartland, Sudáfrica

Swartland es tradicionalmente una región productora de granos y ha quedado a la sombra de los distritos vinícolas sudafricanos más famosos, como Stellenbosch, Paarl y Franschhoek.

Pero en los años recientes, la región ha surgido como fuente de vinos dinámicos: pinotages (una uva mezcla de cinsault y pinot noir que solo existe en Sudáfrica) elegantes y suntuosos, chenin blancs briosos, syrahs ahumados y mezclas audaces.

Publicidad

El recién adquirido éxito de la región puede atribuirse en gran medida a los Productores Independientes de Swartland, una organización que fundaron en 2010 los productores ambiciosos y apasionados por mejorar la calidad de los vinos de la muy subestimada región.

La organización es la responsable de la planeación de Swartland Revolution, un festival de una semana en noviembre de cada año en el que se celebra al vino, la comida y la música locales.

Visita: La Bodega de la Familia Sadie produce un palladius célebre, mezcla fantástica de chenin blanc, grenache blanc, clairette blanc, viognier y chardonnay.

Sadie Family Winery, Babylons Toren Road, Paardeberg, Malmesbury, Sudáfrica; +27 76 151 7131.

Publicidad

Michigan, Estados Unidos

La región vitivinícola de Michigan se parece al Valle de Sonoma hace 20 años: un paisaje campestre y en gran medida sin desarrollar que comprende alrededor de 100 bodegas pequeñas y medianas, con menos de 1214 hectáreas de viñedos.

Sin embargo, los vinos que surgen de esta región sumamente subvaluada (particularmente los de las penínsulas de Leelanau y Old Mission) son fantásticos.

Entre los más notables están los varietales semisecos alemanes y alsacianos como el riesling (la uva que más se siembra en la región), el gewurzrtraminer y el traminette.

Publicidad

Los otros vinos blancos, como el sauvignon blanc, el vinho verde, el pinot grigio y el chardonnay, son siempre brillantes y frescos en toda la región y tienen una buena relación calidad-precio.

Visita: Chateau Grand Traverse produce un gewurztraminer seco que ha ganado premios y rieslings delicados.

Bodega Chateau Grand Traverse | 12239 Center Road, Traverse City, Michigan, 49686, Estados Unidos.

Franciacorta, Italia

Publicidad

Los nuevos mejores vinos espumosos del mundo provienen de Italia, solo que no habías escuchado hablar del lugar.

Al igual que Champagne, Franciacorta es tanto una región italiana como un vino.

El vino se produce con el método champenoise (una forma especial de hacerlo espumoso) y con las mismas uvas varietales como chardonnay, pinot noir y pinot blanc.

A pesar de las similitudes, el franciacorta sigue siendo un vino claramente italiano y es la expresión absoluta de su terruño: se caracteriza por la textura cremosa y perlaje ultrafino.

Publicidad

Aunque la región es más famosa por el vino espumoso que lleva su nombre, también produce vinos extraordinarios como el merlot y el pinot grigio.

Visita: La ultramoderna bodega Ca' del Bosco, que cuenta con una vasta colección de obras de arte y un poderoso y complejo cuvée Annamaria Clementi.

Ca' del Bosco  | Via Albano Zanella 13, 25030 Erbusco, Italia.

Valle de Bekaa, Líbano

Publicidad

Aunque se considera que el Valle de Bekaa es la región vitivinícola más antigua del mundo (se dice que se ha producido vino en la región desde el 125 a. de C.), los vinos libaneses apenas son conocidos entre los consumidores tradicionales de vino.

Eso ha empezado a cambiar.

En los años recientes, una nueva generación de vinicultores capacitados en Borgoña y Burdeos empezaron a crear vinos que poco a poco llaman la atención a nivel mundial.

Gracias al clima del fértil valle y a su ubicación en una meseta tierra adentro, a 900 metros sobre el nivel del mar, encontrarás de todo: mezclas elegantes de tintos (básicamente cabernet combinado con syrah y merlot) o viogniers y moscateles ligeros y florales.

Publicidad

Los productores destacados, como Chateau Musar y Chateau Ksara, también han creado vinos poderosos con uvas locales como la arinarnoa, la obeidi y la merwah.

Visita: La renombrada pero peculiar bodega Chateau Musar produce un tinto Chateau Musar de gran textura. En el lugar todavía puedes comprar sus vinos de las cosechas de la década de 1950.

Chateau Musar, Ghazir, Líbano; +961 132 8200.

Valle de Walla Walla, Oregon y Washington, Estados Unidos

Publicidad

Aunque suele pasárselo por alto para favorecer al Valle de Willamette, en Oregon, el frondoso Valle de Walla Walla, que abarca tanto el estado de Oregon como el de Washington, es una de las regiones vitivinícolas más dinámicas y de más rápido crecimiento en Estados Unidos.

Gracias a su terruño diverso (de seco y semiárido a fresco y húmedo), en el valle prospera una gran variedad de uvas tales como la cabernet sauvignon, la merlot y la cabernet franc.

Del lado de Oregon, en Rocks (una de las subzonas de la denominación de origen), encontrarás algunos de los syrahs más interesantes del país, hechos con uvas que crecieron sobre una base de roca basáltica.

El vino resultante es notablemente ahumado, terroso y suntuoso.

Publicidad

Vista: Cayuse Vineyards produce vinos biodinámicos, entre ellos el aclamado syrah Bionic Frog.

Cayuse Vineyards  | 17 E. Main St, Walla Walla, Washington, Estados Unidos.

Moravia, Republica Checa

Aunque la República Checa es más famosa por su cerveza, en Moravia (la provincia más oriental, situada al norte de la frontera con Austria) se han estado produciendo discretamente algunos de los mejores vinos blancos del mundo desde hace varios años.

Publicidad

En la subregión de Slovacko, la tierra arenosa y el clima templado propician la producción de rieslings briosos y de blancos oscuros y herbáceos como el muller-thurgau, el gruner veltliner y el moscatel moravo.

Más al este, en Velke Pavlovice, el suelo arcilloso propicia la producción de tintos de taninos suaves como el pinot noir y el blauer portugieser, hechos con uvas austríacas del mismo nombre.

Dejando a un lado el vino, vale la pena visitar Moravia tan solo por sus exuberantes paisajes, sus castillos de cuento de hadas y su clima templado a lo largo del año.

Visita: La bodega Smrcka, negocio familiar en el que puedes probar una copa de vino blaufrankisch austriaco, que probablemente llegue acompañado de un plato de pepinillos, la especialidad de la zona.

Publicidad

Bodega Smrcka, Novy Saldorf, Moravia, República Checa; +420 739 144 688.

Soave, Italia

Entre las décadas de 1970 y 1990, el soave ha sido uno de los vinos italianos más exportados. Es tan popular, que llegó un momento en el que incluso rebasó al chianti en ventas en Estados Unidos.

Desafortunadamente, la mayoría de los soaves que salen de la región del mismo nombre se producían en masa y eran mediocres, así que el vino pronto quedó a la sombra del pinot grigio.

Publicidad

Hoy en día, el soave está de vuelta con gran impulso y gran parte de los vinos nuevos que se están produciendo son complejos y dinámicos, particularmente los producidos con uvas garganega en viñedos cru y classico.

Vale la pena probar el soave spumante y el recioto di Soave, un passito muy subvalorado, suntuoso y dorado, que ofrece una buena alternativa a los sauternes clásicos.

Visita: Vale la pena visitar la bodega Pieropan por su Soave Classico fresco de cuerpo medio y por las vistas del castillo de Soave.

Bodega Pieropan, Giulio Camuzzoni, 3, 37038 Soave, Verona, Italia; +39 045 619 0171

Publicidad

Krisanne Fordham ha escrito para las revistas Conde Nast Traveler, Fodor's Travel, Departures y Travel + Leisure. Creció en Sydney y ahora divide su tiempo entre Umbría, Italia, y Nueva York.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad