Publicidad
Publicidad

Nueva Zelandia genera debate al prohibir libro para jóvenes

‘Into the river’ fue puesto fuera de circulación por su lenguaje e imágenes sexuales; la prohibición generó cuestionamientos sobre la libre expresión.
El autor de neozelandés Ted Dawe ha sido aclamado por la crítica en los últimos años (Foto: Penguin Random House New Zealand )
Sin Titulo (Foto: Penguin Random House New Zealand)

Nueva Zelandia ha prohibido su primer libro en 22 años después de que el gobierno de ese país considerara que la novela de un laureado autor contiene lenguaje ofensivo en exceso e imágenes sexuales innecesarias.

"Into the River", un título para jóvenes adultos del autor de neozelandés Ted Dawe, fue retirado de circulación por la Junta de Cine y Literatura de Nueva Zelandia tras las quejas de una organización llamada Family First.

El grupo se opone al lenguaje gráfico y a los temas contenidos en el libro, entre ellos "un fuerte lenguaje ofensivo, fuertes descripciones sexuales y el hecho de que cubre temas serios como la pedofilia y el abuso sexual", según Bob McCoskrie, director nacional de Family First NZ.

Publicidad

'Altamente ofensivo', 'innecesario'

Según McCroskie, el libro contiene un "lenguaje altamente ofensivo y contenido sexual gratuito".

Él dice que Family First nunca hizo un llamado a que se prohibiera, sino solo a que hubiera una restricción de edad, pero que los padres que ha contactado están de acuerdo con la posición del grupo.

Publicidad

"Se lo he leído a los padres, me he sentado con un grupo de padres y nadie quiere que sus hijos lo lean. Yo no querría que mi hija se relacione con personas que lo han leído", le dijo a CNN este martes.

Al libro le había sido dada una restricción R-14, la cual fue retirada más tarde por el censor principal adjunto, Nic McCully. Cuando se levantó la restricción de edad, Family First se quejó y la Junta de Revisión de Cine y Literatura puso el libro en orden de restricción, lo que significa que no puede ser distribuido o expuesto en ningún lugar de Nueva Zelandia.

Si se viola la orden, según el sitio web de la Junta de Cine y Literatura, los individuos pueden enfrentar una multa de 1,883 dólares (30,781 pesos) y las compañías, una multa de 6,278 dólares (105,424 pesos).

Publicidad

'Fuente de aprendizaje única para los adolescentes'

El autor defiende su trabajo, una historia sobre el paso de la niñez a la adultez en la que un niño maorí del área rural de Nueva Zelandia llega a un internado de élite en Auckland, y dice que sus contemporáneos en el mundo de la ficción para adultos jóvenes "lo apoyan por completo".

"Conocemos las reglas acerca de escribir para estos grupos. Cuando escribes para adultos jóvenes, generalmente puedes tener los mismos temas que para los adultos, pero con protagonistas más jóvenes".

Publicidad

Él dijo que los libros brindan un espacio seguro para que los adolescentes aprendan acerca de temas que de otra forma no podrían discutir con sus padres, maestros o incluso sus semejantes.

"Llega una etapa en la vida de un niño en la que hacen la transición a la adultez, tienen que separarse de su familia, tienen que caminar en espacios que podrían ser peligrosos", añadió por teléfono desde Auckland.

"Para esto los prepara la ficción de jóvenes adultos. Entiendo a los adultos que se molestan (con algunos de los temas), pero a menudo sus hijos son los que no pueden discutir estas cosas con sus padres. En la seguridad de una novela, pueden aprender sobre esto", agregó.

Publicidad

Libre expresión

La prohibición ha generado un intenso debate en Nueva Zelandia acerca de la naturaleza de la libre expresión y sobre qué pasos, si es que se toman, necesitan proteger a ciertos grupos de la exposición a contenido poco apropiado.

"Lo más preocupante es que esté sucediendo en este país", según el ejecutivo principal de Booksellers New York, Lincoln Gould.

Publicidad

"La mayoría de mis amigos están impactados por esto, y están avergonzados por vivir en un país donde esto está sucediendo", le dijo Dawe a CNN.

"En general, no concuerda con la forma en la que los neozelandeses comunes y corrientes se sienten respecto a la libertad de expresión".

La editorial del libro, Penguin Random House New Zealand, emitió una declaración para apoyar al autor, y dijo que estaba "decepcionada" de que fuera sujeto a una prohibición.

Publicidad

"El libro aborda temas difíciles como el bullying y el racismo, los cuales son temas de los que los adolescentes deberían poder leer, ya que podrían enfrentar estos mismos problemas en sus vidas".

"Penguin Random House cree que los jóvenes se benefician de tener acceso a libros que tratan del paso de la niñez a la adultez y los ayudan a entender la sociedad compleja en la que viven".

Autor laureado

Publicidad

El libro ganó el premio Supreme Margaret Mahy al libro del año en los premios NZ Post Children's Book Awards de 2013, lo cual, irónicamente le dio mayor prominencia y, en algunos círculos, mala fama.

Dawe también recibió el título de Honorary Literary Fellow, otorgado por la Sociedad de Autores de Nueva Zelandia en febrero.

La orden estará en vigor hasta que la Junta de Cine y Literatura tome otra decisión sobre una clasificación permanente para el libro. Está programado que se reúna de nuevo el próximo mes.

Publicidad

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad