Publicidad
Publicidad

Sin certificación, empresas ‘no vuelan’

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo impulsa certificación en la norma AS9100; en cinco años, serán obligatorios requerimientos de calidad en diseño y manufactura aeroespacial.

México es pionero en la implementación del programa de certificación, impulsado por las Naciones Unidas,  para que los proveedores de la industria aeroespacial cumplan con la norma AS9100, especializada en requerimientos para diseño y manufactura de productos del sector. Actualmente, se han certificado dos empresas, 19 se encuentran en vías de lograrlo y 40 se han interesado por iniciar el proceso.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con recursos del Fondo de Apoyo para la Micro, Pequeña  y Mediana Empresa (Fondo Pyme), acompaña a las compañías en la implantación de ese nuevo sistema de gestión para garantizar la calidad.

A un año de iniciado este programa,  las empresas mexicanas certificadas son una proveedora de maquinados especiales y otra de fabricación de partes para turbinas. 

El coordinador del programa del PNUD, Sergio de los Ríos Rojas, quien trabaja directamente desde las instalaciones de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia), asegura que, entre cinco a 10 años, será indispensable que las empresas mexicanas cumplan con esta norma para competir en el mercado. 

Publicidad

Explica que por medio del Fondo Pyme, los empresarios reciben un subsidio de 70% para cubrir el costo de la certificación, que va de 6,000 a 35,000 dólares, según la madurez del sistema de calidad de la empresa.

En México, existen 201 empresas proveedoras del sector, 51 de ellas pertenecen a la Femia,  las cuales representan 92% de las exportaciones. Auque se trabaja en coordinación con la federación,  las compañías que no están afiliadas también pueden acceder al apoyo.

La meta del programa es lograr 40 certificaciones. A la fecha, el programa se ha presentado a 70 empresas. Incluso, el PNUD ha comenzado a trabajar con empresas que buscan migrar su negocio hacia el sector aeroespacial. 

Procesos especiales  La certificación, además de la norma AS9100, también contempla procesos especiales como soldadura, recubrimientos, pinturas, materiales compuestos, tratamientos térmicos, tratamientos químicos de diversas especies, así como maquinados especiales de tres, cinco, siete y nueve ejes.

Publicidad

Incluye troquelados estampados, inyección de aluminio, forjas especiales, aleaciones especiales de aluminio que empiezan a sustituir las aleaciones de acero y los componentes electromecánicos. En soldadura se certifican los procesos de flash, punto, electrónica, alta resistencia, láser y soplete. 

"Una parte fundamental es la certificación de pruebas no destructivas; probar materiales de manera que no seas dañados; la certificación de laboratorios y sistemas de distribución de fluidos", destaca el funcionario del PNUD. 

El programa tiene vigencia durante este año y dependerá  de los resultados que se obtengan para implementar una segunda fase o para que este proyecto se convierta en un esfuerzo permanente, añade. 

Más notas de Manufactura

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad