Día de la tierra: carrera ecológica

La industria automotriz es uno de los sectores que está en una carrera ambiental constante.

Estategia integral

1
Automotriz  (Foto: Archivo AP)

La competencia de las empresas que pertenecen a la industria automotriz se extiende de la venta de automóviles, hacia las acciones ambientales que desarrolla cada una, desde el interior de sus procesos en planta, hasta conseguir productos más eficientes en el consumo de combustible.

La agenda del sector está clara: las reservas probadas de los hidrocarburos en México están contadas y, hacia 2020, alrededor de 20% de los autos podrían ser de corte híbrido.

Las armadoras desarrollan autos eléctricos e híbridos, pero las acciones ambientales no se limitan sólo a eso. Como una filosofía corporativa que se transmite a sus plantas de producción, las marcas con presencia en México trabajan en acciones que van desde la eficiencia en el uso de la energía y reciclaje de materiales, hasta plantas de tratamiento de agua, por citar algunas, transmitiendo esta filosofía a lo largo de su cadena de valor.

Otros de los proyectos ecológicos de las automotrices es buscar un beneficio para las comunidades aledañas.

Volkswagen, cadena de valores

2
AutosFavoritos  La firma de origen alemán fundamenta sus objetivos de responsabilidad social en tres áreas básicas: económica, social y ecológica. ✓  (Foto: Autocosmos)

La firma de origen alemán fundamenta sus objetivos de responsabilidad social en tres áreas básicas: económica, social y ecológica.

Una de sus premisas es involucrar a su cadena de proveedores en iniciativas medioambientales que generen un impacto social. En México, la automotriz alemana trabaja con 212 proveedores de autopartes establecidos en los corredores industriales de Puebla y Tlaxcala.

"Esperamos que nuestros proveedores se comprometan en la protección medioambiental...", señala su reporte corporativo de responsabilidad social. Volkswagen espera que sus iniciativas se transmitan a lo largo de cadena de valor, entre ellas destacan la elaboración y aplicación de sistemas de gestión ambiental, tratamiento de riesgos ecológicos, prevención de daños al medio ambiente y la salud, gestión de productos y procesos de bajo consumo de recursos, manejo de residuos y reciclaje, así como la formación de trabajadores en temas ambientales.

Las iniciativas de Volkswagen en sus procesos de fabricación le han permitido bajar el consumo de agua de 5.1 metros cúbicos por auto en 1995, a 2.8 en 2008, disminuir 50% la extracción de agua en sus pozos, reducir la energía requerida para producir los vehículos de 1,227 kWh/auto producido en 2005 a 898 en 2008, además de que recicla 92% de sus desechos.

Desde hace 11 años, la empresa tiene el certificado de Industria Limpia de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y el estándar internacional ISO 14001gracias a su sistema de administración ambiental.

Ford, trabajo social

3
Ford  (Foto: AP)

Ford cuenta con la certificación ambiental ISO 14001 a nivel global desde 1998. A nivel nacional, las plantas de Ford están certificadas como Industria Limpia por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), desde hace 12 años (1998-2010), así como con el estándar ISO 14001. Además, desde 2004, Ford de México reporta voluntariamente sus niveles de emisiones de gases efecto invernadero a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Dentro de sus actividades vinculadas con la comunidad, la automotriz trabajó, entre 2001 y 2007, en Salvemos la Selva Lacandona, un programa de conservación, restauración y concientización ubicado en la Biósfera de Montes Azules; desde 1997 hasta la actualidad trabaja en Salvemos al Berrendo, un proyecto para preservar a esta especie endémica de la península de Baja California Sur.

Otro programa que opera desde 2007 es el de Áreas Naturales Protegidas, una solución temporal al cambio climático, enfocado en la difusión de la existencia y la importancia de las áreas naturales que se encuentran en nuestro país, con el fin de promover una cultura de cuidado del medio ambiente.

Una de las iniciativas ambientales que mayor impacto ha tenido en la comunidad está en su planta de combustible, situada en Chihuahua desde 1983. Pero desde hace seis años, la empresa ha implantado diversos procesos para ahorrar agua en la comunidad.

"Este lugar tiene su propia instalación para tratar el agua de desecho; la mayor parte vuelve al proceso industrial y alguna es usada para irrigación de tierra dentro de la planta", de acuerdo con información de la empresa. Este complejo ganó, en 2010, el premio Competitivo de Liderazgo Ambiental por salvar más de 32,000 metros cúbicos de agua al año.

En la fabricación de algunos de sus autos, como Escape, Mustang y Lobo, la firma ha desarrollado tecnologías para emplear materiales reciclables, como fibra de soya y plástico reciclado.

Nissan &#039se pone verde&#039

4
NissanGreen3  La filial en México de la automotriz japonesa desde 2010 opera el Nissan Green Program, que busca mejorar el rendimiento de los combustibles y desarrollar vehículos cero emisiones. ✓  (Foto: Autocosmos)

La filial en México de la automotriz japonesa desde 2010 opera el Nissan Green Program, que busca, entre otros objetivos, mejorar el rendimiento de los combustibles, desarrollar vehículos cero emisiones, promover un manejo amigable con el ambiente y promover el uso de sistemas inteligentes de transporte.

La firma se ha puesto un objetivo a largo plazo: reducir, paulatinamente, hasta 70% las emisiones contaminantes de todos sus vehículos.

Para ello, desde 2007 introdujo en Estados Unidos (EU) su vehículo eléctrico HEV, además de que está desarrollando automóviles compatibles con los biocombustibles.

Gracias a su programa lanzado en 2010, a finales del año pasado Nissan redujo 7% la emisión de CO2 en sus plantas de ensamble, además de que persigue reciclar, en 100%, todos los materiales.

En sus plantas de Cuernavaca y Aguascalientes, la empresa tiene, desde 1998, el certificado Industria Limpia por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa); en esos lugares ha instalado sistemas de tratamiento de aguas y empleo de fuentes alternas de energía, como paneles solares e iluminación natural, además de prácticas de reciclaje y disminución en el uso de sustancias químicas. Todo ello forma parte de su estrategia 3 R´s (reducir, reusar, reciclar).

General Motors, tierra y agua

5
gm-general-motors-edificio-automotriz-AP.jpg  (Foto: AP)

La empresa afirma que sus operaciones en México están basadas en tecnología e infraestructura para controlar sus emisiones al ambiente, prevenir la generación de contaminantes y alcanzar un sistema productivo más sustentable.

"En General Motors (GM) de México se recicla casi 95% del total de los residuos generados en sus operaciones", señala información de la compañía.

Entre la infraestructura que ha desarrollado para la administración de residuos, destacan los almacenes segregados para el manejo de materiales y residuos peligrosos, equipos de compactación de residuos, secadoras de lodos, góndolas roll-off, sistemas automáticos de descarga de rebabas y metales.

La firma comenta que desde 2009 los complejos industriales de Ramos Arizpe y Silao, y en 2010 el de San Luis Potosí, han sido declarados como plantas con operaciones libres de confinamiento de todo tipo de residuos, reciclando más de 96% y utilizando como combustible alterno más de 3%.

La planta de Ramos Arizpe cuenta con un proceso de recuperación de los concentrados a través de Microfiltración y Ósmosis inversa de alta presión, a fin de desalinizar el agua que se extrae de pozos profundos y que se emplea para consumo humano y procesos. Gracias a ello, desde 1998, ha logrado incrementar el aprovechamiento de agua de 67 a 94%.

En el complejo de Silao se tiene un proceso de tratamiento de agua denominado Doble paso de suavización, el cual permite obtener agua de mejor calidad (menor dureza de calcio, magnesio y sílice), aplicado en el agua que se extrae de los ocho pozos profundos que abastecen el lugar. Esto es base para la obtención de agua desmineralizada y para su envío al departamento de pintura como agua de suministro a sus casas de aire de cabinas.

En Toluca, la firma dispone de varios sistemas de tratamiento, tanto de agua potable como de residual. En el primer caso, se extrae de tres pozos y consiste en la eliminación de arena y cloración. El agua es almacenada en un tanque elevado de 100,000 galones y es enviada al complejo.

En el caso del agua residual industrial, proveniente de su planta de motores, se somete primero a un proceso de Ultra filtración y posteriormente pasa a un proceso biológico por medio de lodos activados. El agua tratada es desinfectada y descargada al colector federal bajo la norma NOM-001-SEMARNAT-1996.

En San Luis Potosí se opera un sistema de agua sin descargas al ambiente: 10% de las necesidades diarias de agua se extrae de los pozos del complejo y el 90% restante es tratada y reusada en los diferentes procesos del complejo.

Las acciones de GM le han hecho ser merecedora de premios como el Internacional Estocolmo 2001 Agua en la Industria (Ramos Arizpe); el nacional de Ahorro de Energía; el nacional de Calidad; el de Industria Limpia, entre otros.

Más noticias de la revista Manufactura