Publicidad
Publicidad

Bombardier va por más aviones

La firma adecua su planta de Mirabel, Quebec, para iniciar el ensamblaje de los aviones CSeries. Esto forma parte de un programa de ampliación, equipamiento y automatización de las instalaciones.
En Querétaro se fabrican los fuselajes, los arneses eléctricos y las alas del Learjet 85. (Foto: Alfredo Pelcastre / Mondaphoto)
bombardier-queretaro (Foto: Alfredo Pelcastre / Mondaphoto)

Bombardier ha comenzado labores en su planta de producción de aviones en Mirabel, Quebec, para dar cabida al ensamblaje final de los primeros aviones CSeries para pruebas de vuelo. Este es otro paso en el desarrollo de cinco etapas de la planta en Mirabel, la cual a la larga se duplicará de tamaño 79,897 metros cuadrados. La optimación del espacio y reequipamiento de la planta en Mirabel, que empezaron el mes pasado, darán cabida al ensamblaje final de los primeros aviones CSeries necesarios para el programa de pruebas de vuelo y certificación. La Complete Integrated Aircraft Systems Test Area (CIASTA), la primera área en la planta en Mirabel desarrollada para el programa, avanza de acuerdo con lo programado y actualmente se están instalando las plataformas de sistemas, reporta el corporativo de Bombardier en Montreal.

 

Automatización

 

Publicidad

Los requisitos de producción, calidad y ergonomía impulsan el enfoque técnico. Aunque serán más cortos que los jets regionales CRJ1000 NextGen, que miden 39 metros de longitud y son los aviones de mayor longitud fabricados actualmente en la planta en Mirabel, los aviones CSeries tendrán un fuselaje de mayor diámetro, alas más largas y colas más altas que las de los aviones CRJ1000 NextGen.

Por lo tanto, la firma usará técnicas diferentes para el ensamblaje final que las utilizadas en sus jets regionales.

"La tecnología robótica de punta brindará repetibilidad previsible, mejorará la calidad y evitará problemas ergonómicos en la línea de ensamblaje", comentó Francois Minville, vicepresidente de fabricación del CSeries de Bombardier Commercial Aircraft.

"El fuselaje de los aviones de esta serie tiene un diámetro 3.7 metros, lo cual impone un reto para el ensamblaje si usamos nuestros métodos convencionales. El beneficio de los robots es que pueden trabajar en la parte superior, en los lados y debajo de los aviones sin ninguna limitación".

Publicidad

Una línea de producción móvil se está implementando en el centro de fabricación St-Laurent donde se producen las piezas más importantes de los aviones CSeries, como la cabina y el fuselaje posterior. Además, una línea de ensamblaje final móvil está planeada para Mirabel.

Comparada con muchas otras industrias, la fabricación de aviones tradicionalmente se ha caracterizado como una industria de bajo volumen y tiempo de ciclo prolongado. Al implementar una línea de ensamblaje final móvil, se crea un entorno dinámico que mejora la eficiencia de la producción.

Los equipos de Bombardier empezaron a implementar la metodología de planificación avanzada de la calidad para logística con proveedores del programa de aviones CSeries en 2010, y hasta ahora el sistema se ha implementado en las instalaciones de 26 proveedores de primer nivel y 46 plantas manufactureras.

Más noticias de la revista Manufactura

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad