Publicidad
Publicidad

Universidades ‘reprueban’ en prevención contra el crimen

El 60% de los planteles no cuentan con planes de seguridad ante delitos mayores, dice la ANUIES; la clave, aseguran los expertos, es definir cuáles son las mayores amenazas para las instituciones.
Se requiere un marco fiscal que permita reinvertir los recursos en la misma educación, dijo la federación. (Foto: iStock by Getty )
universidad escuela (Foto: iStock by Getty)

Las instituciones de educación superior en México carecen en su mayoría de un protocolo de seguridad para actuar ante una amenaza a su seguridad o un ataque directo.

El cierre del campus Nuevo Laredo, Tamaulipas, de la Universidad del Valle de México , por amenazas del crimen organizado, es un ejemplo reciente.

Estos centros son ‘blanco’ de extorsión, fraude, secuestro y cobro de derecho de piso, entre otros hechos delictivos, afirmó Angélica Garnica Sosa, socióloga que elaboró el manual de seguridad para la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Cada vez son más comunes las extorsiones a los rectores para que el crimen no penetre en la comunidad universitaria, aseguró en entrevista Garnica, que también dirige una consultora especializada en el tema.

A la lista de amenazas se suman el secuestro de rectores y directivos de universidades, asaltos, venta de drogas y de armas en los alrededores, indica Arturo Mattiello Canales, director de la Federación de Universidades e Instituciones Particulares de Educación Superior (FUIPES).

“La delincuencia está organizada, va un paso adelante de las escuelas, e instancias como la SEP han tomado esto con sutileza. Incluso en cuestión de presupuesto”, dijo Garnica Sosa.

Publicidad

Planes de seguridad: ausentes

Un 60% de las instituciones de educación superior en el país no tienen un plan de seguridad, y sólo 25% tienen coordinación con las autoridades, según el Estudio de la ANUIES, para el que se encuestó a 161 escuelas.

La seguridad que existe es en materia de primeros auxilios, simulacro, atención psicológico o incluso robo, pero no contra delitos mayores.

Las bardas perimetrales son uno de los elementos de seguridad para 80.7% de las instituciones, y 89.9% tiene casetas de vigilancia. “El crimen organizado se brinca la barda”, al menos habría que empezar por definir los cinco problemas príncipales que atentan contra el campus, lo cual no saben muchas escuelas, sugirió Garnica Sosa.

Publicidad

La ANUIES tiene el Manual de Seguridad, publicado en 2011, pero sin actualización.

Pero para crear e implementar un plan de seguridad, las universidades tienen que superar ciertos obstáculos, comenzando por el presupuestal.   

Deben considerarse aspectos tan básicos como el concepto de autonomía universitaria, si se permitirá el acceso a vigilancia privada, qué tipo de amenazas han recibido, entre otros puntos, dijo el manager director en la firma de consultoría empresarial Kroll, Tim Horner. “Debes saber dónde estás parado”, dijo.

Realizar una evaluación de las condiciones de seguridad para una escuela con 600 alumnos podría costar de 15,000 a 20,000 dólares, según estimaciones de Sergio Díaz, Senior Managing Director en la firma FTI Consulting Díaz. La implementación del programa superaría los 40,000,

Pero existe otro punto, que quizá es más vulnerable que el presupuesto y es el hecho de asignar responsables para implementar el programa de seguridad, con todo lo que conlleva capacitar, difusión y hasta negociar con sindicatos, agregó Díaz.

Publicidad
¿Ya lograste tu ascenso?
Te enviamos la información para que alcances tus metas profesionales.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad