Publicidad
Publicidad

Decorar tu lugar de trabajo eleva tu productividad

Los empleados que participan en el diseño de su oficina tienen mayor sensación de bienestar; tener acceso a la luz natural, una planta y una buena silla son elementos que contribuyen.
Tener una silla adecuada es más importante que el escritario y la iluminanción.(Foto: Especial )
Silla (Foto: Especial)

Una fotografía familiar o con los amigos, tu música preferida, colores llamativos y una planta pueden elevar la productividad de los empleados.

Permitir que los empleados participen en el diseño de las oficinas incrementa la sensación de bienestar en 47%;  la creatividad, en 45% y la productividad hasta en 38%, de acuerdo con un estudio elaborado por la Universidad Exeter, en Inglaterra.

Esto no significa que cada empleado pueda “redecorar” literalmente toda la oficina, sino tener la sensación de que como el espacio es suyo, deben trabajar por él, con los límites que la organización considere. “Esto no significa que mañana llegue un empleado y decida pintar las paredes”, explicó la especialista de la Universidad Iberoamericana y consultora en desarrollo humano, Rita Castillo Contreras.

“Es bueno tener un par de elementos que te generen esta satisfacción, pero sin saturar el campo visual”, agregó Castillo Contreras.

Publicidad

Además de los artículos físicos para imprimir la personalidad al escritorio, están otras características de ambientación que influyen en la productividad de los empleados, como la luz y una silla ergonómica, señaló el director del despacho de arquitectura y diseño ThinkSpace, Juan Carlos Baumgartner.

Sin embargo, la tendencia en los espacios inmobiliarios para oficinas parece ir en sentido contrario: los espacios cada vez son más reducidos, la mayor parte de la iluminación es artificial, principalmente de focos LED.

“La misión de las empresas no es ahorrar en metros cuadrados, sino generar valor, y eso es lo que los administradores deben evaluar, no cómo ahorrarse un metro más”, dijo Baumgartner.

Publicidad

1) Hazlo tuyo

Ya sea con una decoración especial, con una o dos fotografías de seres queridos, puede imprimirse un sello propio a cada espacio laboral, “además de que te recordará por quiénes trabajas”, dice Castillo Contreras al referirse, en particular, a los padres y madres trabajadores.

Sin embargo, a la hora de dar “un toque propio” al lugar de trabajo es importante considerar que aunque sea un escritorio individual, la imagen incide en el resto de los empleados y se deben marcar límites. “Si alguien tiene la foto del bebé, del perro, la maceta, el adorno y otras decenas de cosas, lo que provocará será distracciones”, explicó Castillo Contreras.

Publicidad

2) Ilumínalos, señor… Administrador

Los empleados que se sientan cerca de una ventana y tienen acceso a luz natural están más alertas, felices y productivos que aquellos que no tienen acceso a ella, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Oxford.

Publicidad

Incluso, no tener contacto con luz natural durante largos periodos de tiempo puede provocar problemas de memoria y para dormir.

Los porqués tienen una razón química: la luz solar incrementa la producción de serotonina en el cuerpo, responsable de la sensación de bienestar, explicó el investigador responsable del estudio Russel Foster.

Claro, los empleados no suelen ser quienes seleccionan dónde estará su escritorio. A las personas que no tendrán acceso a la luz solar durante su jornada, Foster recomienda tomar un paseo por 10 o 15 minutos para recargar sus reservas de serotonina.

Publicidad

3) Tener un hijo, escribir un libro y… tener una planta en el escritorio

Tener una planta en la oficina puede elevar la productividad de los empleados en 15%, de acuerdo con un estudio elaborado por las universidades británicas Cardiff y Exeter.

Y es que, a pesar de que el ser humano insiste en construir altos edificios y vivir en interiores, requieren de la naturaleza para tener un mejor nivel de concentración y en zonas altamente urbanizadas, lo más cercano es una planta, confirma el estudio.

Publicidad

La NASA hizo en estudio, en 1989, sobre cuáles son las plantas más benéficas para uso en interiores, debido a que purifican el ambiente por su alto consumo de dióxido de carbono. Entre ellas están: gerberas, palma de bambú, crisantemo o cualquier tipo de dracaena.

Incluso, obsequiar una planta a los recién llegados, es una buena manera de matar dos pájaros de un tiro: “le das un objeto que le ayudará a relajarse y concentrarse y comienzas a generar una relación positiva con el empleado”.

4) Una buena silla

Publicidad

“Lo único más importante que el escritorio y la luz para poder trabajar es tener una buena silla”, aseguró Baumgartner.

Una silla incómoda o inadecuada para estar sentado en ella durante una larga jornada puede perjudicar la postura y con ello provocar cansancio y dolores musculares.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad