Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Los ricos en México cambian su paradigma de lujo

Los segmentos A/B modifican sus hábitos de consumo para diferenciarse de la clase media: estudio; han dejado de ver las jerarquías, optando por el concepto de horizontalidad.
Para mejorar las decisiones financieras es importante que la persona deje de atormentarse a la hora de gastar y sea más visionario de las necesidades que tendrá a futuro. (Foto: Photos to go)
millonario (Foto: Photos to go)

El pedestal en el que se encuentran las personas de nivel socioeconómico alto está amenazado por la clase media. En consecuencia los ricos se han visto obligados a cambiar su concepto de lujo, detalló el estudio sobre los Niveles Altos en México elaborado por la firma de investigación de mercado De la Riva Group.

En su nuevo concepto de lujo, los mexicanos de clase alta han dejado de ver las jerarquías y han optado por el concepto de horizontalidad.

Comprar en el extranjero, acumular experiencias de vida, consumir alimentos orgánicos y medicinas genéricas, reducir la brecha entre empleado y jefe y asistir a espectáculos o restaurantes frecuentados comúnmente por gente de clase media o baja, conforman este nuevo concepto.

“A los ricos les cuesta trabajo diferenciarse de otros niveles socioeconómicos como el medio porque ellos han logrado acceder a bienes de lujo o a tener experiencias de lujo por momentos, entonces los ricos pierden relevancia y pueden llegar a ser obsoletos”, comentó la directora de Estudios Sindicativos en De la Riva Group, Paola Bravo.

De acuerdo con el estudio,  la población que pertenece a este nivel socioeconómico está conformada por los segmentos A/B, tienen ingresos mensuales familiares superiores a 98,500 pesos . En el país, el 6.8% de los hogares urbanos está en esta situación.

“El nuevo lujo es mostrarse igual que los demás pero dentro de sus códigos, por momentos deciden bajarse de ese pedestal y convivir como clase más baja”, comentó Paola Bravo.

Publicidad

Un ejemplo es vestirse con jeans y tennis converse para ir a trabajar, o comer tacos de “El Borrego Viudo”, ir al tianguis o asistir a un espectáculo de Lucha Libre. “Son permisos que ellos se dan porque tienen un background cultural e intelectual y poder adquisitivo que justifica lo que hacen”, dijo Bravo.

Cuando se trata de consumo de lujo, los ricos compran todo fuera del país, porque la gente de clase media ahora puede comprar en tiendas que antes eran “exclusivas” para ellos.

El 57% de los encuestados comentó que acostumbra comprar medicamentos genéricos, seis de cada 10 frutas, verduras y quesos orgánicos. Lo que demuestra conocimiento y conciencia para consumir productos.

“Ser rico no es sinónimo de despilfarrador, así que este segmento justifica sus compras y lo peor que le pueden hacer las marcas es creer que porque son ricos van a gastar mal su dinero. Si ellos no ven la relación costo beneficio se verán agredidos”, dijo Paola Bravo.

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad