Publicidad
Publicidad

ABC para hacer realidad tus metas financieras

Para que no pasen otros 365 días más sin conseguir tus objetivos, ponles plazo y monto; visualiza, escribe, imagina y comparte tus metas con tu familia y amigos.
Tener empleo o cambiar el que se tiene es uno de los mayores propósitos de los mexicanos para el 2014, según Consulta Mitofsky. (Foto: Photos to Go)
metas (Foto: Photos to Go)

Cualquier logro que te hayas planteado alcanzar este año en tus finanzas personales deben partir de una meta. 

Soñar con viajar, estudiar un posgrado o tener una casa es apenas el comienzo. Para que estos sueños dejen de serlo y se conviertan en metas debes ponerles nombre y apellido, es decir plazo y monto, coincidieron los expertos consultados.

De lo contrario caerás en la postergación u olvido de tus objetivos ”, advirtió la master coach de 360Speakers, Rosa María Moreno.

Todos los propósitos que incluyan una cantidad en pesos y centavos se convierten en metas financieras y necesitarán del mismo rigor y disciplina que otros objetivos particulares como bajar de peso, ser puntual o pasar más tiempo con tu familia.

“Para alcanzar cualquier propósito es necesario mirar al pasado, cambiar hábitos o actitudes que hasta el momento han impedido su cumplimiento”, comentó la vocera del programa de finanzas personales Consumo Inteligente de Master Card, Sofía Macías.

Una meta siempre debe responder a intereses personales y verdaderas motivaciones sin que nadie te la imponga, de lo contrario te costará más trabajo lograrla, agregó.

Publicidad

Para que no pierdas la brújula, divide tus metas en corto, mediano y largo plazo. Las primeras deben cumplirse en los próximos meses o en el año en curso ; las segundas irán de uno a tres años y las terceras superarán los tres años.

Si tu meta es muy grande comienza por dividirla en pequeños subobjetivos y mide su cumplimiento semanal, quincenal, mensual o trimestralmente. De esta manera podrás corregir lo que estés haciendo mal.

Macías explica que si deseas realizar un viaje, por ejemplo, comiences por investigar el costo del transporte, las fechas en que puedes viajar y definir el dinero que gastarás durante el recorrido. Cuando fijes la fecha de salida, establece semanal o quincenalmente el dinero que deberás ahorrar para contar con el dinero suficiente para disfrutar el viaje. Cuando llegue el momento de salir, viajarás sin presiones y tranquilo.

Los ahorros que reúnas para llevar a cabo este objetivo protégelos de ti mismo. “ Recuerda colocar los ahorros que realices lejos de tu alcance, ya sea en una cuenta bancaria o en algún instrumento financiero que no te permita acceder a ellos hasta el plazo que hayas fijado”, recomendó Rosa María Moreno.

Es importante que durante el seguimiento que hagas del cumplimiento de tu meta te des premios, reconocimientos e incentivos. “Celebrar es parte del ritual del éxito. Y por el contrario, si no las cumpliste también ponte sanciones”, dijo la coach personal y de negocios.

Cuando hayas concluido tu plan de metas financieras comunícaselo a tu familia y amigos para que te apoyen para concretarlas.

Publicidad

Para algunas personas tener a la vista un documento con sus metas establecidas resulta inspirador, para otras el mejor amuleto es poner un recordatorio en su pantalla del celular, computadora, refrigerador o espejo. Sea cual sea tu decisión, no dejes que tus sueños se esfumen a mitad de año.

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad