Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Escritora: En el mundo hemos perdido 100 millones de mujeres

Ex reportera y actual banquera de inversión, Sheryl WuDunn emprende con su esposo una cruzada para alertar sobre abuso a mujeres y niñas
dom 12 septiembre 2010 09:53 AM
wudunn
wudunn wudunn

La discriminación contra mujeres y niñas tienen un costo muy alto en todo el mundo, dice la escritora Sheryl WuDunn. Por ello hay hasta 100 millones de mujeres menos que hombres en el mundo.

Poner fin a la opresión hacia la mujer es el gran reto moral del siglo 21, una causa que se compara con la lucha contra la esclavitud en el siglo 19 y el totalitarismo en el siglo 20.

WuDunn, ex reportera de The New York Times quien es actualmente una banquera de inversión, y su esposo, el columnista del Times Nicholas Kristof, escribieron La Mitad del cielo, un libro centrado en el papel de la mujer en el mundo.

Ella habló de sus conclusiones en la conferencia TED Global en Oxford en julio y en una entrevista con CNN.

Durante su periodo como corresponsales en China, WuDunn y Kristoff conocieron del fenómeno de unas 30 millones de bebes mujeres "desaparecidas".

WuDunn dice que parte se puede atribuir al infanticidio de familias determinadas a tener un bebé varón debido a la política china de "un solo bebé", y en parte al desarrollo del ultrasonido. Ese dispositivo médico puede ser utilizado para determinar el sexo del bebé antes de nacer, apurando a los padres a realizar abortos.

Publicidad

"Un campesino en el sur de China una vez nos dijo, 'el ultrasonido es grandioso, no es necesario tener bebes mujeres nunca mas'", dice WuDunn.

El problema no se limita a China; WuDunn dice que hay entre 60 millones y 100 millones de mujeres desaparecidas en el mundo, a pesar de que las mujeres superan en número a los varones en algunos países mas desarrollados.

Las soluciones, dice, son educación y oportunidades económicas. La sobrepoblación es uno de los principales factores de pobreza, dice WuDunn. "Cuando educas a una chica, ella tiene significativamente menos hijos. Chicas que van a la escuela se casan a una edad más grande y educan a sus hijos "en una forma más inteligente".

Agrega que su trabajo no se trata sólo de ayudar a revelar la apremiante situación en la que se encuentran las mujeres y niñas en muchos países, se trata de ayudar a crear las bases para un movimiento que resuelva el problema. En el mundo occidental, en donde mucha gente tiene sus necesidades materiales satisfechas, es una obligación extender la mano y ayudar a otros, dice.

WuDunn contó la historia de una voluntaria estadounidense que trabajó en Darfur, Sudán, que vio mucho sufrimiento pero nunca se derrumbó.

En unas vacaciones de regreso en Estados Unidos, ella visitó a su abuela y notó un comedero para pájaros en el patio trasero.

"Ella estaba en el patio trasero de su abuela y simplemente se derrumbó. Y se dio cuenta que no solamente se podía alimentar, vestir y tener un hogar por si misma", dice WuDunn. "Se dio cuenta que la gente en su país podía alimentar aves silvestres para que no tuvieran hambre durante el invierno. Supo entonces que con esa suerte y fortuna también viene una gran responsabilidad".

Estos son pasajes de "Mitad del cielo: Convirtiendo la opresión en oportunidad para las mujeres alrededor del mundo”, por Nicholas D. Kristof y Sheryl WuDunn:

"Aclaremos esto de una vez: Esperamos reclutarte para que te unas al incipiente movimiento de la emancipación de la mujer y luchar contra la pobreza global destrabando el poder de la mujer como catalizador económico. Ese es el proceso en marcha—no un drama de victimización sino de empoderamiento, del tipo que transforma chispeantes chicas adolescentes de esclavas en burdeles a empresarias exitosas. Esta es una historia de transformación. Es un cambio que está teniendo lugar, y el cambio que puede acelerarse si abres tu corazón y te unes”.

"La marea de la historia está convirtiendo a las mujeres de animales de carga y juguetes sexuales en seres humanos de pleno derecho. Las ventajas económicas del empoderamiento de la mujer son tan vastas como para persuadir a las naciones a que se muevan en esa dirección".

"En breve, consideraremos la esclavitud sexual, asesinatos de honor y ataques con acido tan incomprensibles como el vendaje de pies. La pregunta es: ¿cuánto tiempo tomará esa transformación y cuántas chicas serán raptadas para los burdeles antes de que se haya completado? . ¿Cada uno de nosotros seremos parte de ese movimiento histórico, o seremos  simples espectadores?".

Publicidad
Publicidad