Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los haitianos buscan refugio ante la llegada del huracán 'Tomás'

Después de un terrible terremoto y de una epidemia de cólera, ahora Haití se prepara para la llegada del huracán Tomás este viernes
vie 05 noviembre 2010 10:58 AM
Haití
Haití Haití

Ya devastado este año por un terrible terremoto y una epidemia de cólera, Haití se prepara este viernes para el huracán Tomás , que puede arrojar 38 centímetros de lluvia en el país y provocar inundaciones repentinas mortales y deslaves.

Michael Dockrey, el director de países en Haití de los Cuerpos Médicos Internacionales, expresó su profunda preocupación la madrugada de este viernes.

"Particularmente", dijo a CNN, "con los deslaves que pueden aislar a comunidades enteras". Hemos predispuesto materiales médicos, tiendas de campaña, lonas y personal en zonas que sabemos pueden resultar aisladas".

Trabajadores voluntarios están actualmente luchando para seguir enfrentando a la epidemia de cólera, que ha matado a casi 450 personas y hospitalizado a otras 7,000. La enfermedad bacteriana provoca diarrea y vómitos que lleva a una deshidratación mortal en cuestión de horas.

"Obviamente nos ha debilitado", dijo Dockrey. "Ciertamente podríamos utilizar más ayuda … así como todos los otros encargados".

Esos encargados se encuentran actualmente luchando para mover a miles de personas que siguen viviendo en casas de campaña hacia tierras más altas y lejos de las zonas costeras mientras la tormenta se acerca a la isla de La Española, la isla caribeña que aloja a Haití y a la República Dominicana.

Publicidad

Algunos haitianos corrieron a buscar refugio a través de las calles lluviosas de Puerto Príncipe, la capital de la nación, buscando algún lugar como albergue, informó Diulka Pérez de CNN en Español. Se les dijo que fueran a las iglesias o a casas de familiares y amigos, pero hay mucho menos iglesias y casas en pie después del enorme terremoto de enero.

Tampoco hay transporte público disponible para trasladar a la gente a otro lugar, informó Pérez.

El problema se agrava, dijo ella, porque no hay una fuente central de información. Los haitianos tienen que confiar en información que obtienen de boca en boca.

Los haitianos tampoco están dispuestos a dejar sus albergues de tienda de campaña, porque el gobierno no puede garantizar de que tendrán un lugar al cual regresar después de que pase la tormenta.

Tomás se convirtió en huracán categoría 1 y ya estaba cerca de Haití en la madrugada del viernes, dijeron los meteorólogos.

A las 8:00 am (ET), el centro de la tormenta se encontraba a 130 kilómetros al sur-sureste de Guantánamo, Cuba, y alrededor de 255 kilómetros al oeste de Puerto Príncipe, de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes en Miami, Florida.

El ojo de la tormenta se esperaba que pasara cerca del oeste de Haití el viernes por la mañana, y cerca de o sobre el este de Cuba más tarde en el día. Fuertes vientos han comenzado a golpear la costa de Haití, dijo el Centro de Huracanes.

Las mayores amenazas son deslaves y inundaciones repentinas, dijo el meteorólogo de CNN, Reynolds Wolf. Puerto Príncipe está rodeado por colinas en tres lados, y la lluvia puede provocar inundaciones, dijo Wolf. La ciudad portuaria de baja altitud también  limita con el Mar Caribe.

Tomás se movía al noreste a 16 kph, y la tormenta puede tomar velocidad mientras se mueve hacia la costa, dijeron los meteorólogos. Los vientos de la tormenta han aumentado a 135 kph, dijo el Centro de Huracanes, con los fuertes vientos del huracán extendiéndose hasta 24 kilómetros del centro.

La lluvia asociada a la tormenta comenzó a caer sobre Haití la tarde del jueves, mientras agencias de voluntarios luchaban por mover a tanta gente como fuera posible hacia refugios de la tormenta.

Tomás puede ser un golpe desastroso para una nación empobrecida aún luchando después del terremoto de magnitud 7.0 que los golpeó en enero, que mató a 250,000 personas y dejó a 1 millón sin hogar.

"La gente está ya desencajada", dijo Leonard Doyle, vocero de la Organización Internacional de Migración, que esta trasladando a cerca de 2,000 personas del campo Corail Cesselesse a una antigua iglesia.

El grupo está trabajando "lo más rápido que podemos", dijo el jueves.

"No tenemos a dónde mas mover a ninguna de la gente de los campos que manejamos directamente mas que a Corail", dijo Deb Igresoll, del Comité Americano de Refugiados, acerca del campo Cesselesse Corail.

El comité sirve a cerca de 100,000 personas en otros tres campamentos, dijo ella.

A pesar de que su organización está ayudando a transmitir información y alentar a la gente a  abandonar, "para ser honesta, no estoy segura que muchos de ellos lo hagan", dijo. "Ellos están aquí atrincherados", y muchos temen perder sus posesiones".

"Ellos nos miran como si estuviéramos locos por decirles que deben salir", dijo Ingresoll. "Ellos parece que no ven esto como un evento… los trabajadores voluntarios están más preocupados que ellos".

Ingresoll dijo que miembros del grupo están desmantelando tiendas en el centro del campo para prevenir que se conviertan en proyectiles por el viento y alentar a los residentes a buscar familiares o amigos que aún tengan casas en las que se puedan quedar. Videos de traslados de la página web de la Organización Internacional para la Migración, muestra camionetas apiladas precariamente con colchones y gente.

Se pronostica que Tomás deje caer de 13 a 26 centímetros de lluvia en Haití, con cantidades aisladas máxima de 38 centímetros en algunas zonas —cantidades que pueden provocar inundaciones y deslaves. Además, una tormenta puede aumentar el nivel del agua de 30 a 90 centímetros arriba del nivel normal de marea en zonas de advertencia en áreas de vientos de costa, acompañados de "oleaje enorme y destructivo", dijo el centro de huracanes.

"Cualquier cantidad de lluvia es peligroso aquí", dijo Ingresoll, haciendo notar que muchos residentes están alojados en tiendas de campaña que han estado enfrentando sol, viento y lluvia durante 11 meses y no son "muy seguras".

"Incluso si Tomás solamente peina a Haití, puede incrementar la epidemia, facilitando la propagación de la enfermedad  hacia y a través de la zona metropolitana de Puerto Príncipe, en donde un tercio de la población permanece sin hogar y en campamentos", dijo la Organización Internacional para la Migración.

Pero muchas estructuras que usualmente pueden ser acondicionadas como refugios —escuelas, hospitales— ya no están en pie. Y muchos de la gente sin hogar en Haití no tienen otra opción.

"Claramente no hay suficientes (estructuras)", dijo Ingresoll.

Tomás previamente era un huracán categoría 2 y después se debilitó a una depresión tropical, antes de tomar fuerza de nuevo. Meteorólogos predicen que se debilitará el sábado nuevamente.

Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad