Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alemania recuerda 21 años del muro de Berlín, símbolo de la Guerra Fría

Cerca de la pared fronteriza, de más de 120 kilómetros, que separó al Este del Oeste alemán se inauguró una plaza para recordar la fecha
mar 09 noviembre 2010 09:57 AM

Berlín inauguró este martes la plaza 9 de noviembre de 1989 en la Bornholmer Strasse, donde se abrió el primer paso fronterizo entre el este y el oeste tras la caída del muro hace 21 años.

Ése fue el acto más importante de los programados este martes en la capital alemana con motivo del recuerdo de la demolición del muro que separó durante 28 años a los ciudadanos de Berlín.

Más de dos décadas después de la caída del muro, sus restos y recuerdo se han convertido en una de los elementos más atractivos para los miles de turistas que cada año llegan a la capital alemana.

Así, la East Side Gallery, el trozo de muro más grande que queda en pie, junto con los diferentes monumentos, los centros de documentación, los museos y varias placas conmemorativas vinculadas con el muro son algunos de los lugares más visitados.

En sus 28 años de duración, el muro y sus técnicas fueron mejorados hasta en cuatro ocasiones y el balance de víctimas -no hay una cifra en la que coincidan todas las partes- ronda las 200.

Tras la reunificación alemana, las autoridades barajaron la posibilidad de decretar el 9 de noviembre como fiesta nacional, pero la opción fue descartada dado que en la misma fecha, pero en 1938, tuvo lugar la noche de los Cristales Rotos, en la que los Nazis atacaron a miles de judíos y destrozaron sus comercios.

Publicidad

Los restos de un mundo dividido

El muro de Berlín fue la división física que existía entre el Este y el Oeste de Berlín desde 1961 hasta 1989. Con el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945, Berlín fue ocupado por los soviéticos; dicho territorio fue declarado como República del Este de Alemania en 1949.

Poco después la ciudad de Berlín en sí misma fue dividida entre el Este y el Oeste. El Oeste fue denominado República Federal Alemana y ocupado por las fuerzas de Reino Unido, Francia y EU.

El Este fue denominado República Democrática Alemana y ocupado por las fuerzas de la Unión Soviética.

El muro de Berlín fue mandado a construir el 13 de agosto de 1961 por los líderes de la República Democrática Alemana (RDA) y apodado "muro de la vergüenza" por los occidentales.

En total eran más de 120 kilómetros de hormigón, alambres de espino, fosas y torres de vigilancia que rodearon el territorio de Berlín Oeste para evitar fugas de los ciudadanos de la RDA y que, en plena Guerra Fría, supusieron la separación de dos maneras de entender el mundo: el capitalismo frente al comunismo.

A día de hoy, una línea de baldosas en la calzada atraviesa la ciudad como recuerdo de esa edificación.

Tras varios meses de protestas pacíficas por parte de los ciudadanos de la RDA, quienes demandaban mayor movilidad, y las crecientes protestas desde otros países del Telón de Acero, el muro cayó el 9 de noviembre de 1989.

Pero la pared no debió caer en esa fecha.

Günter Schabowski, portavoz del Partido Socialista Unificado de Alemania, debía explicar la flexibilización gubernamental para permitir a los ciudadanos de la RDA viajar a occidente, pero por error estableció que la decisión tenía efectos inmediatos, cuando en realidad estaba prevista para el día siguiente, el 10 de noviembre.

Las declaraciones de Schabowski se transmitían en directo y en ese momento, miles de ciudadanos de la RDA se agolparon en los pasos fronterizos. El puente de la Bornholmer Strasse, el más septentrional de todos, fue el primero en abrir las puertas y dejar cruzar a la masa humana.

Publicidad
Publicidad