Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Miembro de la Guardia Costera de Japón admite haber filtrado video

La filmación de un altercado marítimo provocó un conflicto diplomático entre Japón y China
mié 10 noviembre 2010 05:15 PM
video china japon
video china japon video china japon

Un miembro de la tripulación de la Guardia Costera de Japón confesó haber filtrado el video del choque que provocó una batalla diplomática entre China y Japón, dijeron este miércoles las autoridades.

No está claro si el miembro de la tripulación será detenido por publicar el video en la red, dijo la policía.

El video, publicado en YouTube, muestra lo que se piensa es el barco pesquero chino embistiendo un buque que, se piensa, es el de la Guardia Costera de Japón.

El video del choque no había sido liberado al público y los legisladores japoneses se alarmaron al ver que se encontraba en el sitio de Internet para compartir videos.

“El hecho de que el video se haya filtrado es un gran error para el gobierno”, dijo la semana pasada Hiroshi Kawauichi, un legislador del gobernante Partido Democrático de Japón. “Es totalmente diferente presentarlo al público de manera oficial, y lleva a la gente a una mayor erosión en la fe del gobierno japonés”.

El incidente de septiembre desató una disputa diplomática entre las dos naciones.

Publicidad

Después del choque, Japón detuvo a la tripulación del buque pesquero chino frente a las islas en disputa del Mar de China Meridional. China llama a las islas Diaoyu; Japón se refiere a ellas como Senkaku.

En respuesta a las detenciones, China realizó amenazas diplomáticas cada vez más agresivas. Beijing también detuvo conversaciones ministeriales de alto nivel con Tokio, y ambas partes cancelaron viajes entre los dos países.

Desde entonces, Japón liberó a la tripulación, la cual China dice fue detenida de manera ilegal. Japón inicialmente acusó al capitán de obstruir las acciones de los servidores públicos japoneses. Pero las autoridades más tarde dijeron que su liberación era en el interés de mantener las relaciones con China.

A pesar de que la filtración ha alarmado a las autoridades japonesas, funcionarios chinos han cuestionado su autenticidad.

Algunos funcionarios del gobierno chino desestimaron el video, alegando que había sido editado.

Publicidad
Publicidad