Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nicaragua rechaza retirar su ejército de la zona reclamada por Costa Rica

En entrevista con CNN, el vicepresidente nicaragüense afirmó que ese territorio les pertenece y Costa Rica no puede reclamar una invasión
mié 10 noviembre 2010 10:02 PM
nicaragua-cnn
nicaragua-cnn nicaragua-cnn

Nicaragua afirmó nuevamente que la zona de Isla Calero le pertenece, por lo que no retirará a sus soldados de ahí, a pesar de que Costa Rica asegura que la presencia del ejército nicaragüense en el lugar constituye una invasión a su territorio.

En entrevista con Patricia Janiot para CNN, el vicepresidente nicaragüense, Jaime Morales Carazo, dijo que Nicaragua tiene “pruebas fundamentadas en el derecho” de que el área en disputa les pertenece.

Por la tarde, la presidenta costarricense, Laura Chinchilla , señaló en otra entrevista con CNN que la evidencia ofrecida por Nicaragua son los mapas del sitio Google Maps , que no son una fuente oficial.

Morales Carazo sostuvo que Costa Rica no puede hablar de una invasión, y que su país mantiene soldados en esa zona para combatir al narcotráfico, una lucha en la que están dispuestos a cooperar con los costarricenses.

Ante la exigencia de Chinchilla de que Nicaragua retire a su ejército, el vicepresidente contestó: “Lo que se debería retirar (de esa región) son los policías de Costa Rica”.

Desde hace 60 años, Costa Rica abolió su ejército, pero Morales Carazo dijo que sus agentes policiales “están mejor armados que nosotros, capacitados”.

Publicidad

El conflicto limítrofe se desató la semana pasada, cuando Costa Rica acusó a Nicaragua de invadir su territorio con campamentos militares y las obras de dragado en el río San Juan, aunque Nicaragua rechazó los señalamientos.

La discusión llegó a la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo secretario general, José Miguel Insulza, viajó a los dos países, conversó con sus presidentes, elaboró un informe y recomendó que establezcan una comisión binacional para dialogar y resolver el problema .

Ambos gobiernos afirman estar dispuestos a negociar, en una reunión que podría celebrarse el 27 de noviembre.

Según Morales Carazo, las acusaciones de Costa Rica han hecho que los nicaragüenses se sientan “agredidos”, pero sugirió “un cese al fuego en esa guerra verbal”, a fin de que “nos sentemos a conversar y resolvamos estos problemas limítrofes”.

Publicidad
Publicidad