Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La premio nobel de la paz birmana, Suu Kyi, no será liberada

Activistas que esperaban para este viernes la liberación de la Premio Nobel de la Paz, Suu Kyi tendrán que esperar hasta fecha desconocida
vie 12 noviembre 2010 04:32 PM
suu kyi con el senador estadounidense Jim Webb
aung san suu kyi suu kyi con el senador estadounidense Jim Webb

Cientos de personas reunidas en la sede de la Liga Nacional por la Democracia en Yangon, Myanmar, fueron enviados a sus casas, con lo cual perdieron las esperanzas de que la activista a favor de la democracia, Aung San Suu Kyi fuera liberada este viernes del arresto domiciliario .

A lo largo del día se esparcieron versiones de que Suu Kyi sería liberada este viernes. Una multitud de periodistas rodeó la casa de la activista en Yangon. Entre cinco y seis automóviles de policías estaban estacionados en el lugar.

La Junta Militar de Myanmar anunció que planeaba liberar a Suu Kyi, pero no dijo cuándo. Muchos confían en que lo haga este sábado, cuando oficialmente concluye su arresto domiciliario.

"El plan de liberar a Suu Kyi continúa, pero todavía se desconoce el día exacto" aseguró un funcionario a quien no se le permite hablar públicamente del tema.

Uno de los abogados de Suu Kyi dijo que cree que será liberada el sábado por la noche.

Suu Kyi ha pasado 15 años bajo arresto domiciliario. En 1991 fue condecorada con el Premio Nobel de la Paz.

Publicidad

La seguridad en Myanmar se ha intensificado aunque no está claro si es por la posible liberación Suu Kyi o por las primeras elecciones del país en dos décadas , las cuales ocurrieron el pasado domingo 7 de noviembre.

"Si la liberan, no es porque cumpla su condena, siempre pueden dar excusas para detenerla" dijo Maung Zarni, un investigador que  aborda el tema de Myanmar en la London School of Economics.

Benjamin Zawacki, especialista de Amnistía Internacional en Myanmar, comentó que tenía sentido que el régimen la liberara porque "ya no es una amenaza electoral". A Suu Kyi no se le permitió participar en las elecciones debido a la condena que cumple.

Líderes de todo el mundo han clamado su liberación , incluido el presidente estadounidense,  Barack Obama , quien hizo la petición durante su reciente viaje a Asia.

Zawacki cree que Suu Kyi será liberada solo porque le beneficia al general Than Shwe, quien dirige el país, y no por la presión internacional.

"No anticipo que la liberen sin condiciones", comento Zawacki. Y si acaso viola cualquier condición de liberación podría ser arrestada de nuevo.

Las polémicas elecciones

La Junta Militar ha dado a conocer lentamente los resultados de las elecciones. Los críticos dicen que el partido gobernante, el Partido Unidad Solidaridad y Desarrollo, será el ganador. También califican a esta elección como un fraude que busca crear una fachada de democracia en Myanmar, conocida anteriormente como Birmania.

La Junta prohibió a los medios internacionales ingresar a Myanmar para cubrir las elecciones. También rechazó el ingreso de observadores internacionales.

"Una auténtica transición democrática requerirá un diálogo genuino entre todas las partes interesadas incluida Aung San Suu Kyi, y las minorías étnicas que fueron excluidas del proceso electoral", según comunicado emitido este viernes por expertos de Naciones Unidas.

"Estas voces prominentes son necesarias si la transición democrática en Myanmar quiere tener oportunidad de ser exitosa".

La campaña a favor de Birmania en el Reino Unido, la cual promueve el respeto de los derechos humanos en Myanmar, dijo que "la manipulación descarada de las elecciones del 7 de noviembre" y la postura de la Junta Militar no presagian nada bueno para Suu Kyi. 

"Por el contrario, ellos podrían estar calculando que liberar a Aung San Suu Kyi les dará una publicidad tan positiva que opacará la atención negativa que ha recibido la elección", aseguró el grupo.

Si Suu Kyi es liberada este sábado, una de las primeras cosas que hará será poner en duda la legitimidad de las elecciones, de acuerdo con Zarni.

También se reunirá con miembros de su partido político, y discutirá sobre las revisiones hechas a la constitución recientemente, y las cuales refuerzan  el control del régimen militar en el poder. 

Las limitaciones tras su liberación podrían incluir restricciones sobre los lugares que visita, la gente con la que se reúne y se comunica. Por ejemplo, ella quiere tener una cuenta de Twitter para comunicarse con la población más joven de Myanmar, asegura Zarni.

Myanmar ha estado bajo un régimen militar desde 1962. La Liga Nacional por la Democracia ganó las elecciones parlamentarias hace 20 años, pero la Junta Militar no aceptó los resultados.

Publicidad
Publicidad