Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuevas renuncias en su gabinete aumentan la presión sobre Berlusconi

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, resiente la creciente oposición de un antiguo aliado
lun 15 noviembre 2010 03:07 PM
berlusconi presion
berlusconi presion berlusconi presion

Cuatro ministros del gobierno italiano renunciaron este lunes, en una decisión que potencia la confrontación entre el primer ministro, Silvio Berlusconi, y un antiguo aliado convertido en oponente.

"Ya no hay confianza entre nosotros y el primer ministro", dijo a CNN Adolfo Urso, uno de los ministros que renunciaron.

Él y los otros tres ministros salientes pertenecen al partido Futuro y Libertad, de Gianfranco Fini, que se estableció después de que Berlusconi expulsara a Fini de su partido, Gente de la Libertad, este verano.

Andrea Ronchi, Antonio Buonfigilo y Roberto Menia también dejaron el gobierno. Su renuncia fue la semana pasada, pero la presentaron el lunes porque Berlusconi se encontraba fuera del país, en la Cumbre del G20 en Seúl, Corea del Sur.

Fini pidió la renuncia del primer ministro el 7 de noviembre, amenazando con provocar esta crisis de gobierno si no lo hacía. Berlusconi sobrevivió a un voto de confianza a finales de septiembre, pero los partidarios de Fini –que suman 40 – apoyaron al primer ministro en ese momento.

Si se ponen en su contra, probablemente Berlusconi carezca de los votos suficientes para sobrevivir a otro voto de confianza. El analista político James Walston dijo a CNN que había un elemento de bravuconada en el llamado de Fini a Berlusconi a renunciar.

Publicidad

"Fini no le está cerrando completamente la puerta a Berlusconi", dijo Walston el día del discurso de Fini. "Fue duro en su contra, y claramente lo estaba provocando, pero la política italiana es extraña y hasta el momento, Fini ha estado jugando un doble juego porque él no quiere nuevas elecciones todavía".

El presidente italiano, Giorgio Napolitano, que tiene la autoridad para disolver el Parlamento, dijo que se opone a nuevas elecciones porque crearían inestabilidad en tiempos de crisis económica.

En el Parlamento se está trabajando en un nuevo presupuesto, y Napolitano ha solicitado que cualquier nueva elección sea pospuesta hasta que se haya aprobado, lo que se espera suceda antes de que finalice el año.

Napolitano tiene previsto reunirse con los líderes de las dos cámaras del Parlamento el martes, comenzando las consultas políticas oficiales que pueden llevar a elecciones anticipadas.

En su discurso de la semana pasada, Fini acusó a Berlusconi de falta de atención a la crisis económica y de reformas estructurales que Italia necesita.

Berlusconi se enfrenta a un panorama económico difícil durante el resto de su mandato, que termina en 2013. El desempleo en Italia alcanza el 8.5 %, el nivel más alto desde 2003, de acuerdo a la oficina de estadística de Italia, y la deuda pública es de 120% del producto interno bruto del país, dice el Banco de Italia.

Publicidad
Publicidad