Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Suu Kyi hace un llamado para diálogo con el gobierno de Myanmar

La premio nobel dice que en cualquier momento el gobierno podría apresarla nuevamente, como ya ha sucedido en el pasado
mar 16 noviembre 2010 10:44 AM
suu myanmar
suu myanmar suu myanmar

La activista liberada Aung San Suu Kyi se comprometió a seguir trabajando hacia la restauración de la democracia y el mejoramiento de los derechos humanos en Myanmar, y afirmó que no le preocupa ser detenida nuevamente en el futuro.

“En realidad, no pienso en ello”, dijo Suu Kyi, que fue liberada el sábado de su arresto domiciliario, en sus comentarios a CNN. La galardonada con el Premio Nobel de la Paz de 1991 pasó 15 de los últimos 21 años bajo arresto domiciliario por su férrea oposición al gobierno autoritario de Myanmar – que ella llama por su antiguo nombre, Birmania.

“Puedo ser detenida nuevamente”, dijo, señalando que ella ha estado entrando y saliendo del arresto domiciliario durante las dos últimas décadas. “Yo sólo hago lo que puedo hacer en el momento”, dijo.

“Tenemos que trabajar juntos”, dijo. “Ese es el mensaje principal. Los que están dentro del país tienen que trabajar unidos y también aquellos que apoyan desde fuera”.

Suu Kyi el domingo dio el mismo mensaje a sus seguidores, diciendo en un discurso: “No puedo hacerlo sola. Tienen que hacerlo conmigo. Una sola persona no puede hacer nada tan importante como traer el cambio y la democracia a un país”.

“Queremos formar una red de personas trabajando por la democracia”, le dijo a CNN el lunes, y dijo que le gustaría entablar un dialogo con “los que están en la posición de hacer algo, de cambiar la situación en Birmania para mejorar”.

Publicidad

Dijo que no ha tenido contacto con el general Than Shwe, el líder militar de Myanmar y jefe de estado. Se le preguntó que le diría a él, ella contestó, “creo que lo que estamos buscando es el diálogo, por lo que no sólo pienso lo que tengo que decirle. Creo que lo que tenemos que pensar es lo que nos tenemos que decir uno a otro”.

Ella dijo que desconoce que temas son los que quisiera tratar Shwe, pero dijo que le gustaría discutir temas “relevantes para la gente de Birmania”.

Sobre las recientes elecciones del país, dijo que su partido, Liga Nacional por la Democracia, aunque no jugó ningún papel en la votación, va a examinar las acusaciones de fraude electoral y otras actividades. Dijo que el informe se le puede dar a países como Vietnam, que apoyaron las votaciones, y “ellos pueden estudiar el informe y decidir por si mismos que tan libres y justas fueron esas elecciones”.

La investigación se hará por la “regla de derecho”, y no porque el partido tenga algo que ganar o que perder, dijo.

Se le preguntó si la junta militar de Myanmar que actualmente gobierna el país debería permanecer en su lugar, Suu Kyi dijo, “eso es algo que tenemos que discutir”. Ella dijo que quiere saber más sobre como se sienten los ciudadanos con respecto a las elecciones, obtener más información  sobre las sanciones y escuchar a aquellos que fueron sancionados.

“Tenemos que revisar la situación de vez en cuando”, dijo. “Esto es algo que hemos hecho al pasar de los años, y lo volveremos a hacer de nuevo”.

Suu Kyi no ha visto a sus hijos en más de una década. Se le preguntó si eso cambiaría pronto, ella contestó que no estaba muy segura, añadiendo que si hijo menor se encuentra en Bangkok, Tailandia, esperando por una visa, pero no se le ha dado todavía. Ella dijo que habló recientemente con él – “las pláticas con mis hijos siempre son agradables”.

Ella también tiene un nieto. Le dijo a CNN que conoció a su nieto mayor hace 10 años, “cuando él era muy pequeño”.

Dijo que actualmente no tiene planes de viajar fuera de Myanmar, aunque espera viajar dentro del país. Dijo que probablemente no abandone el país antes de ver “un progreso significativo en las prácticas democráticas y los derechos humanos”.

En cuanto a como pasaba el tiempo mientras se encontraba en arresto domiciliario, contestó que se mantenía ocupada. “Había muchas cosas que tenía que cuidar”, dijo. Suu Kyi dijo que escuchaba el radio durante horas cada día para mantenerse en contacto con el mundo exterior y leyó mucho. Ella podía reunirse con gente del exterior, como sus abogados y sus doctores, dijo. “Nunca hubo tiempo suficiente durante el día “, dijo. “Se que suena extraño”.

Una página de Facebook apoyando a Suu Kyi tiene más de 250,000 seguidores. Se le preguntó si planeaba unirse a Facebook o Twitter, contestó, “Estaba platicando de eso con algunos de los jóvenes”, que le dijeron que a la mayoría de los jóvenes les gusta Facebook porque es más fácil para ellos. Ella dijo que aún no ha decidido si unirse a Facebook, Twitter  o a ambos.

Ella dijo que ella prefería considerar el apoyo en Facebook como eso, apoyo a su trabajo, más que a popularidad.

Señaló que varios prisioneros políticos permanecen detenidos en Myanmar, y prometió con el mundo exterior que no los olvidaría, diciendo que lo que han tenido que soportar es “mucho peor”, que su experiencia del arresto domiciliario. Ella también agradeció el apoyo de la gente en el mundo.

Publicidad
Publicidad