Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Rescatistas preparan un robot para la mina de carbón en Nueva Zelandia

Les equipos de emergencia reclutan a un robot de las fuerzas armadas para evaluar la mina donde 29 trabajadores quedaron atrapados
lun 22 noviembre 2010 11:19 AM
robot nueva zelandia
robot nueva zelandia robot nueva zelandia

Los rescatistas en Nueva Zelandia prueban este lunes un robot de alta tecnología, que esperan pueda dar información clave en su búsqueda de 29 mineros atrapados bajo tierra.

Una mezcla tóxica de gases dentro de la mina de carbón todavía hace peligroso para que entren personas la noche del lunes, dijeron las autoridades. Pero el robot podría entrar en un "futuro razonablemente cercano", dijo a periodistas el presidente de Pike River Coal, Peter Whittall.

Nadie ha escuchado a los hombres, de entre 17 y 62 años de edad, desde la explosión dentro de la mina alrededor la tarde del viernes. Las autoridades esperan que sigan con vida, aunque no saben si los hombres encontraron un refugio o partes o la totalidad de la mina colapsó.

"Permanecemos optimistas. Mantenemos una mente abierta, pero estamos planeando para todos los resultados …  estamos planeando para la posible pérdida de vidas como resultado de lo que ocurrió bajo tierra", dijo Gary Knowels, superintendente de la Policía del Distrito de Tasmania.

Whittall dijo que la perforación de un pequeño orificio había sido "muy exitosa". Dijo que estaban a 135 metros la tarde del lunes –a unos 15 metros de su objetivo.

Una vez que el agujero de 15 centímetros atraviese, el equipo de rescate podrá recolectar muestras de gas y otros datos de una nueva zona de la mina, suministrando información que pueda ayudar al rescate.

Publicidad

Los trabajadores también esperan colocar un aparato de imágenes laser bajo el orificio para crear una imagen en tiempo real de cómo se ve dentro de la mina, que está localizada en la costa oeste de Nueva Zelanda, entre Greymouth y Reefton.

Enviar el robot de operación militar será una parte clave del proceso de búsqueda, dijo Knowles.

"Mandar un robot para mirar alrededor es el primer paso para evaluar los daños, ver que tan lejos podemos llegar", dijo.

El lunes la policía publicó por primera vez los nombres, edades y nacionalidades de los 29 hombres. La mayoría de los desaparecidos son de Nueva Zelanda, pero también hay en el grupo mineros de Australia, Escocia y Sudáfrica.

Dos de sus compañeros escaparon de la mina poco después de la explosión caminando a través de un túnel, cuya boca se encuentra a 2.2 kilómetros de donde los 29 hombres desaparecidos podrían estar.

"Se lo debemos a los hombres que están bajo tierra, que al llevar a cabo el rescate, lo hagamos de manera que no ponga más en peligro sus vidas", dijo el lunes temprano a periodistas el primer ministro, John Key. "Vamos a salir de esto y vamos a hacer todo lo posible para rescatar a los hombres con vida".

Durante el fin de semana, los responsables de la operación de la mina y de los equipos de rescate, dijeron que las pruebas de calidad del aire dentro de la mina indicaban que las condiciones no eran lo suficientemente seguras para enviar a los rescatistas. Citaron grandes cantidades de monóxido de carbono y metano.

"Aún estamos en un ambiente peligroso. Aún estamos en una atmósfera que es insegura para que los hombre entren", dijo Whittall.

Es probable que los hombres sólo llevaran suficiente comida para un día. Los rescatistas mantienen las esperanzas de que los hombres estén respirando aire fresco por un ducto de ventilación, y dicen que están comprometidos con la búsqueda hasta que encuentren a los mineros.

"No vamos a parar. Estamos avanzando y vamos a seguir adelante hasta que obtengamos resultados", dijo Knowles.

Publicidad
Publicidad