Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Unos baños antiguos, nuevos vestigios del Imperio romano en Jerusalén

Un grupo de arqueólogos descubrió una casa para el aseo de los legionarios en la antigua ciudad de Aelia Capitolina
lun 22 noviembre 2010 10:46 AM
banios Jerusalen Aelia Capitolina
AFP-Jerusalen-banios-Aelia-Capitolina banios Jerusalen Aelia Capitolina

Un grupo de arqueólogos israelíes ha descubierto una antigua casa de baños romana que fue utilizada probablemente por los soldados que destruyeron el Segundo Templo en Jerusalén, anunció la Autoridad de Antigüedades de Israel este lunes.

El descubrimiento sorpresivo incluye un señalamiento de la Décima Legión de Roma, así como una impresión de la pata de un perro.

El animal probablemente perteneció a uno de los soldados, dijo el director de la excavación Ofer Sion. El rastro de la huella "pudo haber ocurrido por accidente o fue concebido como una broma", agregó.

Los arqueólogos no esperaban encontrar la estructura romana en el barrio judío, donde se construyó la mikve o baño ritual judío.

"La marca de los soldados de la Décima Legión, impresa en las tejas y en los ladrillos de barro de la infraestructura, da testimonio de que fueron ellos quienes construyeron el edificio", dijo Sion.

"Parece que la casa de baños fue utilizada por los soldados que estaban acuartelados allí, después de la supresión de la revuelta de Bar Kojba en 135 dC (después de Cristo), cuando se estableció la ciudad pagana de Aelia", explicó.

Publicidad

La estructura incluye una serie de bañeras enyesadas dentro de una alberca, en cuyo lateral hay un tubo que sirvió para llenarlo con agua. En el fondo de la bañera hay un pavimento de mosaico blanco.

Cientos de tejas de terracotta fueron descubiertas en el piso de las bañeras, lo que indica que era una estructura cubierta, añadió. En los azulejos de los baños hay símbolos de la Décima Legión Fretensis, es decir, LEG X FR, dijo.

El descubrimiento muestra que el campamento romano fue establecido para ayudar a mantener bajo la dominación romana a Israel, como se había credído antes, aseguró otro experto.

"A pesar de las extensas excavaciones arqueológicas que se llevaron a cabo en el barrio judío, hasta ahora no se había descubierto ni un solo edificio perteneciente a la legión romana", dijo Yuval Baruch, arqueólogo del distrito de Jerusalén.

"Este descubrimiento lleva a la conclusión de que la ciudad romana de Aelia Capitolina, la ciudad romana que se estableció después de la destrucción de Jerusalén, fue pequeña y limitada", señaló.

Pero el descubrimiento de la casa de baños de 1,800 años de antigüedad, "junto con otros descubrimientos de los últimos años, muestra que la ciudad era considerablemente más grande que lo que se había estimado anteriormente", agregó.

Entender la antigua ciudad romana de Aelia Capitolina es "muy valioso", dijo, porque determina la forma de las paredes históricas de Jerusalén "y la ubicación de las puertas".

Publicidad
Publicidad