Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El gobierno de Irán estudia conmutar la pena de muerte a Ashtiani

El Consejo de Derechos Humanos iraní analiza la posibilidad de suprimir la condena a la mujer acusada de adulterio y homicidio
mar 23 noviembre 2010 12:25 PM
Sakineh Mohammadi Ashtiani bandera Iran
Reu-Sakineh-Mohammadi-Ashtiani-pena-muerte Sakineh Mohammadi Ashtiani bandera Iran

La mujer iraní cuya condena a muerte ha provocado una protesta internacional todavía puede ser salvada, aseguró el jefe de la oficial de derechos humanos en la república islámica este lunes, de acuerdo con la televisión estatal.

Sakineh Mohammadi Ashtiani fue declarada culpable de adulterio en 2006 y condenada a muerte por lapidación. El gobierno iraní también afirmó que Ashtiani estuvo involucrada en el asesinato de su marido, una acusación que ha negado su familia.

"El Consejo de Derechos Humanos de Irán ha contribuido mucho a reducir su condena, y creemos que hay una buena probabilidad de que su vida sea salvada", señaló Mohamed Javad Larijani, secretario general del Consejo.

Los grupos de derechos humanos y varios gobiernos también han pedido a Irán no ejecutar a Ashtiani. A principios de este mes, la alta representante de la Unión Europea, Catherine Ashton, exigió al gobierno de Teherán detener la ejecución y modificar la condena. El ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, calificó la sentencia de la lapidación como "un castigo bárbaro" .

Ahstiani, madre de 43 años y de dos hijos, ha dicho que al momento de ser declarada culpable de adulterio, fue absuelta de asesinato y que el hombre que mató a su marido fue encarcelado.

En declaraciones a Press TV, Larijani comparó el caso de Ashtiani con el de Teresa Lewis , una mujer estadounidense ejecutada en septiembre por usar favores sexuales y dinero para arreglar el asesinato de su esposo y su hijastro . El caso de Lewis, que fue la primera mujer ejecutada en Virginia en casi un siglo, atrajo un considerable debate, en particular sobre su capacidad mental.

Publicidad

Lewis abogó por su vida, asegurando que estaba arrepentida de lo que había hecho y que "lo cambiaría en un minuto" si pudiera. El gobernador de Virginia, Bob McDonnell, rechazó la petición, al igual que la Corte Suprema de Estados Unidos.

"En Estados Unidos una mujer mató a su marido con la ayuda de su ex-amante, y a pesar de que ella sufría de trastorno mental, fue condenada a la pena de muerte y fue ejecutada", comentó Larijani a Press TV.

" Nada se dice sobre la mujer estadounidense, pero hay un montón de críticas acerca de nuestro sistema judicial ", dijo. La dicotomía muestra "qué sesgada, irreal, hipócrita y maliciosa" es la prensa occidental sobre el caso iraní.

Publicidad
Publicidad