Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Candidatos haitianos alegan fraude en las elecciones presidenciales

El candidato Michel Martelly anunció una conferencia de prensa para denunciar un fraude masivo este domingo en todo el país
dom 28 noviembre 2010 05:20 PM
Candidata favorita Haití
Candidata favorita Haití Candidata favorita Haití

Una de las candidatas favoritas en las elecciones presidenciales de Haití denunció irregularidades y el relleno de urnas este domingo en los comicios , por lo que hizo un llamado a la anulación completa de la votación.

“Estoy pidiendo a los ciudadanos de mi país, al Consejo Electoral Provisional (CEP), al gobierno y a la comunidad internacional que, como uno de los principales candidatos, pido la cancelación formal de las elecciones”, dijo Mirlande Manigat a CNN.

Al mismo tiempo, por lo menos 11 candidatos a la presidencia se reunían en un hotel de Puerto Príncipe, por lo que la campaña del candidato Michel Martelly anunció una conferencia de prensa para denunciar un fraude masivo este domingo en todo el país.

Momentos antes de subir al escenario para emitir un comunicado conjunto, con sus compañeros aspirantes a la presidencia, el candidato Leslie Voltaire dijo a CNN que la elección fue “ como el cólera ”, en referencia a la epidemia que se extiende por todo el país.

“Tenemos desde esta mañana otros elementos que nos convencen de que una operación está en juego hoy en Haití con el fin de poner en peligro la propia elección”, dijo Manigat, quien más tarde se unió a los demás candidatos a la conferencia de prensa.

Su director de campaña, Wimine St. Pierre, dijo a CNN que Manigat “está pidiendo la anulación de las elecciones en todo el territorio del país a causa de las irregularidades, ya que las urnas estaban rellenas de votos para Jude Celestin”, el candidato elegido por el presidente saliente, René Preval.

Publicidad

Las urnas abrieron en la madrugada del domingo y los votantes, que luchan para superar el terremoto de enero y la epidemia de cólera, se preparaban para emitir su voto para presidente y otros legisladores.

Los haitianos hicieron filas en los centros de votación, en los refugios temporales que fueron instalados como aulas 10 meses después del terremoto de enero de 7.0 grados de magnitud, que destruyó a muchas de las escuelas en la ciudad.

Los votantes tienen que marcar tres papeletas: una verde para la presidencia, y papeletas azules y marrones para elegir a los legisladores en el Senado y el Parlamento.

En los tres colegios electorales en la capital, enviados de CNN fueron testigos de un gran número de votantes que se quejaban de no haber podido votar porque sus nombres no aparecían en las listas de votantes.

“Yo voté aquí en 2006. Mi nombre no aparece en la lista de votantes. No puedo votar ahora. Esto se ha hecho de manera intencional por la junta electoral”, dijo uno de los votantes a CNN.

Lamise Elmidor, uno de los supervisores de la elección, dijo que el principal órgano electoral de Haití, el CEP, cambió las reglas en las elecciones de este año. A su diferencia de años anteriores, los votantes no pueden emitir su voto si sus nombres no se encuentran en las listas de votación.

Mientras tanto, las calles que están llenas de escombros en la capital, Puerto Príncipe, se encontraban tranquilas de una manera inusual, debido a que las autoridades de Haití impusieron medidas estrictas para garantizar la seguridad, después de que las votaciones en el pasado estuvieron plagadas de violencia y de denuncias de fraude.

Sólo a los conductores con pases especiales de la CEP se les permitió operar sus autos y motocicletas este domingo, en cualquiera de las carreteras de Haití, según un portavoz del CEP, Dumel Richardson.

También se prohibió a las tiendas vender alcohol y las licencias para portar armas se suspendieron temporalmente hasta el lunes.

Haití, que ha tenido constantes problemas con el sistema de salud y daños a causas del medio ambiente, se enfrenta en una creciente epidemia de cólera que afecta a casi 70,000 personas más, que muchos temían que pudiera asustar a los votantes de las urnas.

Publicidad
Publicidad