Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las filtraciones de WikiLeaks: ¿un tema en la Cumbre Iberoamericana?

Los temas relacionados a países latinoamericanos pueden ocupar gran parte de los debates en la próxima Cumbre Iberoamericana
mié 01 diciembre 2010 02:29 PM
FILTRACIONES
wikileaks periodicos FILTRACIONES

El escándalo por la filtración de cables diplomáticos de Estados Unidos amenaza con convertirse en uno de los grandes temas de la XX Cumbre Iberoamericana , que se celebrará el viernes y sábado en la ciudad argentina de Mar del Plata.

Los cables revelados por Wikileaks , muchos referidos a países y líderes iberoamericanos, suscitaron las más variadas reacciones entre los afectados, desde el silencio hasta las críticas durísimas sobre el modo en que se ha manejado la diplomacia estadounidense.

En muchos países "prima la prudencia de no salir a hacer declaraciones oficiales porque aún no se han difundido todos los documentos", dijo Gabriel de Paula, investigador del Centro Argentino de Estudios Internacionales.

"Están esperando mayor información para dar una respuesta y creo que la van a dar en la Cumbre Iberoamericana y no tengo dudas de que va a haber una fuerte condena hacia la política exterior de los Estados Unidos" , señaló el experto.

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, admitió este martes que el escándalo por las filtraciones podría ser parte de los debates de los jefes de Estado en Mar del Plata, aunque no cree que el espinoso asunto "complique las relaciones diplomáticas entre los países".

Por el contrario, para De Paula, el destape no sólo afectará las relaciones de Estados Unidos con los países mencionados sino que "muchos cables van a empezar a disparar ajustes de cuentas entre los mismos países nombrados ".

Publicidad

Los documentos filtrados hasta ahora revelan, entre otras cosas, que Brasil conocía la "presencia" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Venezuela, consideraba a Colombia como la "principal fuente de inestabilidad" en la región y sugirió cómo construir confianza en la frontera entre Colombia y Ecuador.

Otro cable, de la embajada de Estados Unidos. en Tegucigalpa, reconoce que "sin dudas" hubo una "conspiración" en Honduras para derrocar al presidente Manuel Zelaya en junio de 2009.

En otro de los documentos, un asesor del presidente francés, Nicolás Sarkozy, señala que e l mandatario venezolano, Hugo Chávez, "está loco" y está convirtiendo a su país "en otro Zimbabue".

Uno de los informes referidos a Argentina destapa que la presidenta Cristina Fernández promete cooperar con Estados Unidos "en Bolivia", pero que, según la mandataria, Washington debía ser "cuidadoso" para que no pareciera una "operación política" contra el gobierno de Evo Morales.

"Evo no es una persona fácil, nos confía Cristina Fernández (...). Todos necesitamos paciencia, nos dijo", dice en uno de los cables el entonces embajador estadounidense en Buenos Aires, Earl Anthony Wayne.

Precisamente, Evo Morales anunció el martes que no asistirá a la Cumbre Iberoamericana, sin dar razones de la cancelación de su viaje.

"Si la relación entre Argentina y Bolivia era buena y uno de los cables dice que Fernández se refiere a Morales de un modo no demasiado favorable, puede ser que el impacto de este escándalo deje de ser sólo en la relación con los Estados Unidos para pasar a ser entre los mismos países de la región", dijo De Paula, que consideró "sugestiva" la cancelación del viaje de Morales a última hora.

De momento, las pocas reacciones oficiales en la región a las revelaciones de Wikileaks apuntan contra Estados Unidos y no se meten en el farragoso terreno de las relaciones vecinales.

Hasta ahora, la reacción más enérgica ha sido la de Hugo Chávez, quien aseguró que la estruendosa saga de filtraciones ha dejado al "imperio al desnudo" y opinó que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, debería "por lo menos, renunciar".

El ex canciller argentino Jorge Taiana, a cargo de las relaciones exteriores de su país hasta junio pasado, calificó las filtraciones como un "golpe al prestigio y la seriedad de los Estados Unidos, con consecuencias políticas, y sorprende la falta de profesionalismo, seriedad e investigación que tienen muchas de las cosas que se dicen en los cables".

Publicidad
Publicidad